Cecilia Lagos

Cecilia Lagos

El Deportivo

Los berrinches de Asensio

Reuters

Marco Asensio Willemsen, hijo de padre español y madre holandesa -fallecida cuando él tenía 15 años-, fue en 2016 declarado por Vicente Del Bosque como “el jugador más talentoso que hay en España”. Tan claro lo tenían en Holanda también, que Ruud Van Nilsterooy intentó personalmente convencerlo para que jugara por la selección adulta de ese país. Pero Asensio dijo que no, porque, con los desastrosos resultados de Danny Blind, la Oranje no era precisamente la elección más atractiva para jugar por el resto de su carrera. Además, ya había creado lazos de triunfo con la selección española al salir campeón europeo sub-19 en 2015. Con todo lo anterior, cuando Zinedine Zidane fue apuntado como nuevo DT de Real Madrid, fue natural que a sus 20 años, Asensio tuviera oportunidades para jugar, ganándose el cariño de la hinchada, los elogios de la prensa y convocatorias en la selección adulta.

Sin embargo, aquí en Holanda también hay quienes ven que, a pesar de su talento, Asensio no será la gran estrella mundial que esperan en España. “Es su actitud”, me han dicho. Los holandeses saben de futbolistas jóvenes virtuosos y esta tercera temporada suya con el Madrid quizás esté dándoles la razón. Asensio creyó que la partida de Cristiano supondría un traspaso natural del liderazgo en el ataque merengue hacia él. Incluso pensó que heredaría el número siete en la camiseta, pero se lo dieron al retornado Mariano Díaz, sin habérsela ofrecido a él primero. De ahí en adelante, aunque fue titular en casi todos los partidos que Julen Lopetegui alcanzó a dirigir, solo marcó un gol. Su baja de rendimiento y espíritu se hizo clara para la prensa y para los hinchas, que comenzaron a cobrárselo. Por eso ahora creen que Santiago Solari le está dando una lección al sentarlo en la banca. Si a los 22 años no te motiva jugar en el Real Madrid con el número que sea, entonces qué.

Pero fue esta semana, durante su residencia con España que, en un imprudente desahogo, Marco Asensio reveló lo que siente en el Madrid: “Yo no tengo que ser el que tiene que tirar del carro en el club” dijo, escudándose en su juventud, añadiendo que son los más experimentados lo que deben hacerlo. Además mandó un mensaje a Solari diciendo que Luis Enrique “está pendiente” de él y que necesita “sentirse importante”, con más responsabilidad en el equipo.

Me parece que, tras años de elogios y paternalismo, Asensio ha terminado creyendo que la pelota gira por él y para él. Pero su contradicción es tan evidente como inaceptable, en cualquier club. Si quieres crecer en responsabilidades, pero sin “tirar del carro”, no eres más que otro niño mimado que cree que el fútbol le debe el estrellato solo por su talento. No vaya a ser que si a los 22 años no está dispuesto a trabajar como adulto para sacar a su equipo adelante, Solari realmente le dé en el gusto. Después de todo, el argentino dirigió varios años en las inferiores del Real Madrid, así que tiene experiencia para tratar con niños y jóvenes. Aunque no sé si con niñatos.

Seguir leyendo