Los detalles del método Arias

Prácticas cortas, pero intensas y arengas por WhatsApp son parte del estilo que espera imponer el uruguayo.


“Varias veces me mandó jugadas por WhatsApp de equipos europeos que quería que replicara. Es un admirador de Guardiola”, recuerda Felipe Rodríguez, volante que hoy defiende a Alianza Lima y que compartió camarín con Alfredo Arias, el ya cuestionado nuevo técnico de Universidad de Chile, en Bolívar durante la temporada 2018.

El sucesor de Kudelka debuta hoy ante la U de Concepción. Con el lastre de la nueva lesión muscular de Lucas Aveldaño, que lo bajó a última hora de la citación.

Arias, cuentan sus pupilos, tiene un estilo muy particular. “Sabe lo que hace, se conecta con la mirada. Él nunca va a improvisar nada. Tienen todo estructurado, muy estudiado”, revela Dardo Gómez, gerente deportivo de Bolívar que lo entrevistó para llevarlo a La Paz. “Viajé a reunirme con él para conocerlo personalmente. Me sorprendió de inmediato. Tiene mucha capacidad para entregar rápido su mensaje”, señala.

En su llegada al CDA, Arias evitó diálogos individuales con los referentes. Se saltó un protocolo que parecía un común denominador en los últimos técnicos que arribaron al CDA. Sí reunió a todo el plantel y se presentó junto a su ayudante Héctor Rodríguez y su preparador físico Ignacio Berriel. Matías Rodríguez. Nassib Neme, presidente de Emelec, equipo en el que Arias se consagró campeón en 2017, aplaude su método de trabajo: “Arias es un amante de la disciplina. Tiene manejo de camarín. No se casa con nadie y no tiene miedo de poner jugadores jóvenes”.

Los entrenamientos cortos, hasta hoy en el CDA, siguen la misma pauta que dejó Kudelka. Ayer, los jugadores llegaron a tomar desayuno a las 8.30 y entrenaron por cerca de dos horas. Al nuevo estratega del equipo de La Cisterna le gustan las prácticas cortas, pero intensas: “No es un técnico que te haga entrenar muchas horas. Él sabe distribuir mucho el tiempo. Se complementa muy bien con sus ayudante”, complementa Rodríguez.

La tecnología es algo que no falta en las sesiones diarias del charrúa: “Apenas llegó, me pidió GPS y una serie de instrumentos que pueden ayudar a implementar su idea de trabajo”, señala Dardo Gómez, quien recalca que la disciplina es algo que el DT no transa: “Él siempre sabe lo que pasa en el club”, comenta.

Hoy, la mente de Arias se enfoca en revertir el difícil momento del club, en medio de la polémica por la forma en que arribó al club, las fechas que no calzaban y su posterior mea culpa. La dirigencia no le pidió títulos, ni clasificaciones y le busca un amistoso para la próxima semana. La idea era dejarlo trabajar tranquilo, pero tras las revelación de los detalles de su fichaje, la calma se ve muy lejana.

Seguir leyendo