El Madrid vence al Atlético en un derbi lleno de polémicas

El equipo blanco derrotó de visita al cuadro de Simeone en un partido donde el VAR fue el principal protagonista. Courtois fue pifiado y Bale provocó a la hinchada rival con un corte de mangas.


El VAR fue protagonista en un derbi español repleto de polémicas. El Real Madrid venció por 1-3 al Atlético en un partido en el que el videoarbitraje tuvo que intervenir tres veces. Las amarillas abundaron y hasta hubo un expulsado. Pifias ensordecedoras para Courtois —cuya placa en el estadio amaneció cubierta de ratas de peluche— y un corte de manga de Gareth Bale tras convertir el tanto final. De todo.

Al comienzo el partido era para los rojiblancos. Presión alta, característica del cuadro de Simeone, con Morata como referente de gol y acompañado por Griezmann, Thomas y Lemar. Junto a Ángel Correa fueron la primera muralla para la salida merengue, que tenía serios problemas para distribuir hacia adelante. A los 10′, el Atlético tuvo su primera llegada con peligro: un disparo de Thomas que se fue desviado. Eso despertó al Madrid.

La combinación Benzema-Vinicius fue explosiva por la banda izquierda. El joven brasileño dio cuenta como quiso de Santiago Arias gracias a su rapidez. Eso sí, el primer gol fue de otro brasileño.

A los 16′, tras una seguidilla de córners, Casemiro silenció el Wanda con una tijera espectacular luego de un pivoteo de Sergio Ramos. El mediocampista recibió solo en área chica y resolvió de manera espectacular. Una ventaja inesperada que les dio el dominio del balón.

Todo se vio interrumpido con el polémico empate colchonero. Correa dejó solo a Griezmann tras hacerle falta a Vinicius, y el francés le anotó a Courtois de hoyito. Sin embargo, inexplicablemente el VAR revisó la posición y no la falta anterior, por lo que el gol valió.

Fue allí cuando apareció la figura de Vinicius. Un desborde suyo superó a Jiménez, quien para detenerlo tuvo que cometerle penal. El problema es que el primer contacto sucedió fuera del área. Nuevamente se hizo presente el VAR, y nuevamente validó el cobro. Ramos tomó posesión del balón y convirtió el 1-2.

El segundo tiempo no tuvo la intensidad del primero, pero sí abundaron las faltas y las polémicas. Se anuló un golazo de Morata por supuesto offside, los jugadores de ambos equipos se descontrolaron, llovieron las amonestaciones y el 1-3 de Bale, tras pase de Modric, fue coronado por una provocación del galés a la tribuna. Minutos después, Thomas fue expulsado por una fuerte falta sobre Kroos.

Así terminó el partido: con el Madrid más cerca del 1-4 que el Atlético del descuento. Los merengues reviven gracias a Santiago Solari y con Benzema en su mejor momento. Se ponen a cinco puntos del Barcelona, aunque con un partido más.

Seguir leyendo