Marcelo Ríos: “Quiero ir a Miami y encontrarme con Jadue; necesito preguntarle ‘¿cómo mierda lo hiciste?’”

Foto: Agencia Uno.

El tenista chileno sostuvo una relajada conversación Alex Rossi, su exentrenador, a través de una transmisión en vivo por Instagram.




Una relajada conversación sostuvo Marcelo Ríos con su extécnico Alex Rossi a través de una transmisión en vivo por Instagram. En la ocasión, el ex número uno, fiel a su estilo, tocó diversos temas como el coronavirus, su experiencia como líder del ranking ATP y lo que haría si se encuentra con Sergio Jadue en Miami.

Sobre la pandemia y cómo la están enfrentando en Estados Unidos señaló que “es raro lo que está pasando, porque siendo el país más infectado, están abriendo los malls, Disney. Entonces no entiendo. Es poco entendible abrir lugares masivos teniendo tantos contagiados. Lo único que sé es que la cuarentena me ha agarrado un olor a ala, todo el día. Y diarrea bastante importante”.

Además, reconoció que "me da susto, le agarré harto respeto al coronavirus. Yo tuve influeza el año pasado y me quería matar por el dolor de cabeza y lo mal que me sentía. Todavía no estoy listo para morir".

En cuanto al logro de llegar a ser número uno, indicó que tiene “dos cosas malas”. “Llegué al 1 y después me lesioné. Y también que me hubiese gustado ser 1° más viejo. Era demasiado pendejo a los 21 años, no tenía idea de nada. Me agarró en un momento en el que me gustaba el hueveo, salir... Lo que hace un pendejo de 21 años. Me hubiese gustado ser más viejo, más maduro”.

“Hoy veo a Federer y no me lo imagino saliendo, estando curado. Yo reconozco: tomaba y salía cuando tenía que salir y obviamente para ser 1° no podí estar todos los días curado. Eso lo sabe cualquier deportistas, pero me pegaba mis carretes y todo. Pero no me imagino a Federer haciendo eso”, prosiguió Ríos.

"Hoy en día te enseñan un entrenamiento totalmente otra cosa. Te enseñan a ser profesional. Hoy los tipos viajan con fisios, nutricionistas y 10 hueones más. Yo viajaba solo con Astorga, que me cagó la espalda y la vida después", añadió.

A su vez, reconoció su simpatía por dos jugadores en el actual circuito: “Me cago de la risa con Kyrgios y Fognini. Me gusta ver ese tenis. Hoy tiras una raqueta y te pasan una multa, no puedes hacer nada. El tenis ha puesto tantas reglas y decí cualquier cosa y ya estás multado. El tenis se ha puesto un poco fome”.

En cuanto a los torneos, postuló al US Open como el mejor torneo, pues es el “con más onda”. “Me acuerdo que jugaba una vez y llegó (Donald) Trump en una limusina como con 10 minas abrazado y hoy lo veo como presidente de Estados Unidos”.

Por otro lado, reconoció que le gustaría ir a Miami para encontrarse con Sergio Jadue. “Necesito verlo y preguntarle ¿cómo mierda lo hiciste? Me gustaría ir solo para verlo, hacer una entrevista. Pero Miami no me gusta, hay mucha gente”.

Comenta