¿El fin de una era? La merma en la influencia de Esteban Paredes en Colo Colo

ESTEBAN PAREDES

El delantero está a las puertas de un gol histórico, sin embargo este año no ha sido determinante en el rendimiento albo.




Esteban Paredes está en el primer plano de figuración. El delantero suma 215 goles en Primera División y está, por tanto, a las puertas de anotar el que le permita superar a Francisco Valdés y pasar a encabezar, en solitario, la lista de los principales goleadores de la historia de Chile.

Su marca, sin embargo, aunque lo destaca por sí solo, no se condice con su aporte al rendimiento de Colo Colo. Y es que, con él en la cancha, el club albo ha sufrido más que festejado durante este 2019. La última, este domingo ante el colista del torneo, Universidad de Concepción, con una actuación menos que regular del Tanque.

En efecto, Paredes ha disputado 14 de los 21 partidos que han jugado los de Pedreros en la presente edición del Torneo Nacional, siendo autor de cinco de los 35 goles que suma la escuadra de Mario Salas. Su presencia, sin embargo, no ha reportado los mismos réditos del pasado. En sus 14 apariciones, suma apenas cuatro victorias, cuatro empates y seis derrotas. Las seis caídas, de hecho, son todas las que registran los blancos en el campeonato.

Sus cinco anotaciones, eso sí, se han registrado en duelos diferentes y han servido para la cosecha de dos triunfos y tres empates (1-1 ante Huachipato en la novena fecha; 1-1 ante La Calera en la undécima; y 2-2 ante Palestino en la jornada 19), por lo que sin esas anotaciones el conjunto de Macul estaría tal vez más abajo en la clasificación.

¿Y sin Paredes? Los albos se mantienen invictos. En ausencia del artillero, el cuadro blanco acumula siete encuentros, en los cuales registra cinco victorias y dos empates, lo que siembra la duda respecto de la verdadera influencia del delantero y su aporte positivo o negativo al juego de Colo Colo. Lo cierto es que los fríos números dejan en claro que su influencia en relación a campañas pasadas es irrelevante.

Todo esto, en medio de la incertidumbre que persiste en torno al futuro de la carrera deportiva del jugador. A principio de año, dejó en claro que proyectaba este 2019 como el último año de su trayectoria profesional, sin embargo, con el correr del tiempo, su discurso ha mutado y ahora dice que no tiene certezas. En la directiva de Blanco y Negro, en tanto, no existe una determinación clara (ni menos consensuada aún) respecto del devenir de la carrera del futbolista de 39 años. ¿Puede jugar un año más? ¿Será bueno para el futuro de Colo Colo?

Comenta