Montillo - Larrivey, la dupla que monopoliza el gol azul

El volante y el delantero llegaron a inicios de año y, hasta aquí, han sido parte del 77,2% de los tantos de la U en el torneo. Uno es el líder de asistencias y el otro el máximo artillero del fútbol chileno.




La U se entusiasma al ritmo de Joaquín Larrivey y Walter Montillo. En un expectante segundo lugar, aunque con un partido más que Unión Española, los azules ven en los argentinos el respiro que tanto buscaron el año pasado y ahora apuntan a los primeros puestos. Este lunes, ante Cobresal, dieron muestras de seguir en esa senda. Pasa que el Chuncho salta a la cancha sabiendo que cuenta entre sus filas con el goleador del torneo y también con el máximo asistidor. Los dos argentinos, uno delantero y el otro volante, lideran las dos estadísticas más importantes a nivel individual de la competición chilena.

Con nueve tantos, Bati Larrivey comanda la tabla de goleo gracias a los tantos que le hizo a Huachipato, Palestino, Iquique, los cuatro a Curicó, además del doblete a Cobresal. En total, nueve tantos en diez cotejos disputados, dando una media de 0,9 por encuentro. El atacante también asistió dos veces.

La Ardilla, en tanto, suma cinco asistencias (dos ante Iquique y una frente a Coquimbo, La Calera y Curicó) y entre los 172 mediocampistas del torneo no solo es el primero en ese apartado, sino que también en el de pases clave y el de grandes ocasiones creadas. Y, como si fuera poco, también anotó una vez.

Entre ambos han sido parte, ya sea como asistidores o como goleadores, en 17 de los 22 festejos de los estudiantiles en el certamen, alcanzando un 77,2% de participación. Dos veces Montillo habilitó a Larrivey y en el único tanto del volante en el torneo quien lo dejó en posición de gol fue el propio Bati.

Sus números vienen a reflejar la importancia que ambos han adquirido en la U de Caputto. Porque más allá de los goles, estando bien, los dos son titulares indiscutidos: Montillo ha jugado los 11 partidos del torneo desde el arranque, con 930 minutos de participación, mientras que Larrivey solo se ha ausentado de uno (cuando tuvo que purgar una tarjeta roja) jugando hasta aquí 804 minutos. Hace un gol cada 89′.

Justamente el transandino, poco a poco y a punta de goles, ha logrado llenar el vacío de un 9 que hace años viene padeciendo el chuncho. Ni Marcos Riquelme, ni Leandro Benegas, ni Matías Campos López en el último tiempo pudieron cumplir esa responsabilidad. El ex Cagliari ha sido altamente efectivo: remató 22 veces y nueve terminaron en gol: el 40,9%. De ellos, seis fueron de jugada, dos de cabeza y uno de penal. Un dato decidor: con sus nueve tantos y dos asistencias, el transandino ha sido parte del 50% de los 22 tantos de la U.

Montillo también se llena de elogios. El 10 venía con una mochila pesada: la del grato recuerdo, la de igualar lo hecho anteriormente. Ante Iquique, la semana pasada, muchos recordaron al Walter que brillara entre 2009 y 2010 con la U en el pecho y que ahora, con su nuevo socio, Larrivey, espera mantener a los azules en los puestos de avanzada y seguir como uno de los equipos más goleadores del certamen. Esa tarea tuvo otro punto alto ante Cobresal, cuando al menos uno de los dos volvió a hacerse presente en los festejos estudiantiles.

Comenta