Morelia frena a Pumas en partido que termina a los 83′ por una tormenta eléctrica

Luego de dos victorias consecutivas, el equipo de Felipe Mora visitaba al de Diego Valdés. Al final, todo se resolvió sin goles.


En un encuentro que duró 83 minutos y que fue suspendido por una tormenta eléctrica, Morelia y Pumas empataron sin goles el viernes por la noche, por la décima fecha del torneo Apertura mexicano.

Después de detener el encuentro, las autoridades y los dos equipos esperaron 35 minutos antes de anunciar que ya no serí­a reanudado. Morelia informó en un comunicado que los ocho minutos restantes no se disputarán más adelante y el empate sin goles es el marcador final.

La liga dio a conocer que, de acuerdo con el artí­culo 62 de su reglamento, un partido puede darse como oficial cuando se han disputado al menos 83 minutos, como ocurrió en Morelia.

Los universitarios, quienes vení­an de anotar seis goles en sus últimos dos choques, salieron con la pólvora mojada ante Monarcas y no pudieron lograr un triunfo que los habrí­a catapultado al primer puesto.

Con el empate, Pumas alcanza 18 puntos y se mantiene en el segundo puesto a la espera de los demás resultados de la fecha. Morelia extendió a seis su racha de partidos sin triunfos y alcanza 13 puntos para colocarse en el décimo peldaño.

Morelia generó la primera oportunidad de gol en el encuentro con un disparo del peruano Ray Sandoval a los 18 que fue desviado con problemas por el portero Alfredo Saldí­var.

Pumas dio un primer aviso a los 25 con un intento dentro del área de Alan Mozo y estuvo muy cerca de abrir el marcador a los 32, cuando Felipe Mora (quien jugó hasta el 69′) conectó un remate de cabeza que fue desviado sobre la lí­nea de gol por el portero uruguayo Sebastián Sosa.

Monarcas volvió a ser peligroso a los 38 con un tiro del chileno Diego Valdés, que se fue levemente desviado.

En la segunda mitad, la lluvia comenzó a caer con fuerza sobre la cancha del estadio Morelos y el partido fue equilibrado hasta una jugada de contragolpe a los 75, cuando Aldo Rocha sacó tiro dentro del área, pero Saldí­var nuevamente fue factor y desvió la pelota para evitar lo que parecí­a una anotación.

Poco después de eso, la tormenta eléctrica obligó al árbitro del encuentro Roberto Garcí­a Orozco a pedir la pelota y detener el encuentro. Los dos equipos se resguardaron en los vestuarios y la mayor parte de la afición abandonó el estadio antes que se anunciara la cancelación oficial.

En los Monarcas fueron bajas Sebastián Vegas y Rodrigo Millar, ambos expulsados.

Seguir leyendo