Niemann vivió un maratón de golf

La jornada partió a las 6.45 y el sol matutino lo demuestra (Foto: AFP).

El chileno jugó 31 hoyos en la última jornada del Genesis Open, torneo del PGA Tour que se jugó en California.


El jueves, el día de la primera ronda, pocos jugadores pisaron la cancha del Riviera Country Club, en California. La lluvia, primero, y la falta de luz, luego, convirtieron el resto de los tres días del certamen del PGA Tour en un verdadero maratón de golf. Eso vivió Joaquín Niemann, el único nacional en el certamen.

Ese día, Joaco apenas pudo terminar ocho banderas. El viernes, jugó 10 hoyos; el sábado, una jornada agotadora de 23 paradas, mientras que ayer vivió la experiencia de disputar 31 greens. Y varios jugadores recorrieron dos veces el campo.

El asunto no fue especialmente favorable para las pretensiones del número uno de Chile en el certamen. Es decir, sí lo fueron el sábado, cuando cerró la segunda ronda con 66 golpes, cinco bajo el par, uno de sus mejores scores en una ronda en todo este 2019.

El domingo fue diferente. Completó los 13 hoyos con un bogey y el resto, pares. Incluso antes de que los golfistas terminaran de jugar, la organización estableció los tríos de salidas finales, repitiendo los nombres de la tercera etapa. El pronóstico del tiempo, que preveía lluvia otra vez para la tarde del domingo, así lo obligaba.

Fue un duro recorrido para Niemann, quien partió con un doble bogey. El par cinco fue resuelto recién en el séptimo golpe, producto de cuatro impactos sobre el green, uno de sus peores hoyos (que no se haya ido al agua) en su corta historia en el PGA Tour. A eso lo siguieron un birdie y dos bogeys.

Finalmente, Niemann cerró el torneo con uno bajo el par (71-66-72-74) para cerrar el campeonato en el puesto 44°. El ganador fue John Bradley Holmes con -14.

El Genesis Open, al menos, es el mejor torneo para Niemann este 2019 (la temporada partió en octubre del año pasado). Joaco ha disputado cuatro certámenes desde enero de este año, con dos cortes pasados y un puesto 72.

En el torneo estuvo también Tiger Woods, recorriendo una cancha en la que nunca ha podido levantar un trofeo. El estadounidense volvió a encantar a su público con una segunda ronda de 65 palos o con buenas jugadas, como el birdie en el hoyo 16, donde embocó la bola desde la trampa de arena. Sin embargo, luego cayó y terminó fuera de los 10 mejores, en el 15° lugar.

Esta semana, el mundo centra su mirada en México, en el torneo del World Golf Championship que reúne a los mejores del orbe. Para Niemann, la próxima parada competitiva será el Honda Classic, del 28 de febrero al 3 de marzo, en Florida.

Seguir leyendo