“No hay que aportarle picante a algo que ya pica”

Kudelka rehúye del conflicto. Dice que su foco está en sacar al equipo de la crisis.


Frank Kudelka no quiere más líos. Si fuera por él, ni hablaría. “Me siento acá cuando muchos, incluso entre ustedes, me están despellejando”, dijo en el inicio de su rueda de prensa de ayer. “Pero hay que aceptarlo”, asegura. Dice también que prefiere no entrar en conflictos y que, lo más importante, será enfocarse para sacar al equipo del mal momento que pasa.

“Estamos donde uno debe aceptar en qué se equivocó, creer en lo que es capaz y, entre todos iniciar esto… Porque aún estamos en el inicio y hay que solventarlo”, expresó. “Era una posibilidad que, si no pasábamos en la Copa, vendrían muchos atentados, bombas en contra, pero son las reglas del juego y lo sabíamos”, añadió.

No se complica el argentino, que prefiere desdramatizar el mal inicio de temporada de su escuadra. “En la vida pasan cosas mucho peores. Y a mí me han tocado cosas que ni se imaginan”, aseveró. “Creo en mis convicciones, en mis formas, en los errores que cometimos y que hay que hacerse cargo. Vivo esto con pasión, con envergadura espiritual, emocional y profesional”, matizó igualmente.

El técnico no quiso opinar del conflicto Herrera-Aguad, ni de su disconformidad con la conformación del plantel. Sí dejó en claro, otra vez, que no habla “para afuera” y que “la tarea” de levantar al club “debe ser interna, silenciosa y sin aportar ningún picante a algo que ya pica. No es mi forma. Menos públicamente”, criticó.

“El equipo no está jugando como quiero. No me gusta. No estuvimos a la altura en la Copa”, reconoció, pero dijo que todo eso debe ser visto como una chance para mejorar. “Estamos de paso en la historia del club y tenemos que luchar juntos, de la mejor manera, unificados y con sentido de pertenencia. Tenemos una buena oportunidad para ser mejores. Después de esta tormenta, estos malos tragos, este mal gusto que tenemos en la boca, entiendo que entre todos podemos salir adelante. Si no lo vemos o no estamos a la altura, habremos fracasado”, sentenció.

Seguir leyendo