Paola Muñoz celebra triple victoria en la Vuelta Femenina a Guatemala

Paola M

Su equipo, el Swapit Agolico, dominó con holgura en la prueba UCI. Además del oro de la chilena en las metas volantes, ganaron en la general individual y por equipos.




La meta era una sola para el Swapit Agolico, el team de Paola Muñoz: defender la ventaja de la mexicana Marcela Prieto para quedarse con la victoria general por equipos e individual. Lo consiguieron, pero además, la ciclista nacional consiguió imponerse en la cuarta y última etapa de la Vuelta Femenina a Guatemala, clasificada como 2.2 y parte del calendario mundial UCI.

El equipo mexicano, recién formado en enero de este año, obtuvo así su primera victoria en una carrera UCI y con la chilena como parte fundamental de la hazaña. Porque además de aquellos podios, también fue Muñoz la que se quedó con el oro en las metas volantes, con 35 puntos en total. Hoy, dominó en 2 horas, 17 minutos y 50 segundos. Marcela Prieto, la ganadora, completó la prueba en 11 horas, 5 minutos y 32 segundos.

"Hoy corrimos a 1.500 metros de altitud. Era un sube y baja con 100 metros de desnivel", comenta desde Guatemala la pedalera. El circuito de hoy fue de cinco vueltas de 17 kilómetros,  85 km. en total. "Nos tocó asumir el protagonismo desde el principio. Nuestro director técnico, David Plaza, nos explicó que el objetivo de hoy no era ganar la etapa, sino cuidar la ventaja de nuestra líder en la general,  porque venían dos corredoras a cinco segundos de ventaja", agregó.

La tarea no fue sencilla para el equipo de Paola. Cada vez que fueron avanzando, se toparon con nuevas rivales intentando destronarlas. "Las colombianas comenzaron a atacar y yo misma tuve que pasar al relevo para cuidar a nuestra líder. Encontrábamos a una y llegaba otra en ataque... Fue así durante toda la carrera", asegura.

Respecto a su victoria, Muñoz la relata así: "Si se llegaba en sprin, el equipo sabía que me tenía que ayudar y levantar en los metros finales. La meta estaba en un repecho, me aferré con todas mis fuerzas, tiré un piñón más y lo conseguí. No sé de dónde saqué las energías".

"En los metros finales íbamos todas juntas, nunca nos separamos, y eso es algo que todos resaltaron, porque sabemos trabajar muy bien en equipo, tenemos los objetivos claros". Al finalizar,  todas lloraron juntas tras la sufrida victoria.

Comenta