Para ahorrar recursos: examen de idoneidad se aplicará solo a Milad y Antillo

Lorenzo Antillo y Pablo Milad.

A diferencia de lo que ocurrió en la última elección, cuando el test incluyó también a los candidatos a directores, esta vez solo lo realizarán los postulantes a la presidencia de la ANFP, entidad que tomó la decisión.




Era una decisión que la ANFP quería dejar en manos de los clubes, pero ante el correr de los días y las dificultades para convocar a un Consejo de Presidentes, finalmente fue el propio directorio el que tomó la determinación: el examen de idoneidad que exige la Conmebol se les aplicará solo a Pablo Milad y Lorenzo Antillo, los dos candidatos a la testera de Quilín.

A diferencia de 2018, cuando la entidad estaba presidida por Arturo Salah, esta vez no se incluirá a los postulantes a director. En aquella oportunidad, el test se le realizó a 21 personas en total: Sebastián Moreno, Jorge Uauy y Harold Mayne-Nicholls, los tres aspirantes al sillón principal; y a cada uno de sus seis eventuales miembros de la mesa.

“Los integrantes del Consejo de la Conmebol deben realizar y superar satisfactoriamente un examen de integridad realizado por la Subcomisión de Control, dependiente de la Comisión de Gobernanza y Transparencia. El examen deberá ser realizado en el marco de las elecciones de su Asociación Miembro. Para el caso de su reelección, deberá superar satisfactoriamente un nuevo examen de integridad”, señala el artículo 31 numeral 5 de los estatutos de la Confederación Sudamericana de Fútbol.

Si bien la Conmebol solo exige que los presidenciables se sometan al examen, la administración de Salah amplió el círculo, como una señal de transparencia, pese a que todos los gastos corren por parte de cada federación solicitante. De esta forma, entre más pruebas se realicen, mayor es el costo. De hecho, para la última elección se pagaron cerca de $ 40 millones, recuerdan en la ANFP, ya que la empresa contratada estuvo varios días alojando en un exclusivo hotel de Vitacura.

Sin embargo, ahora no están los recursos que había hace dos años, producto de la pandemia, advierten en Quilín. Y un desembolso parecido al de hace dos años no es bien visto, considerando el delicado estado financiero de la asociación. El ahorro es prioritario.

Por eso, en Conmebol ya recibieron la solicitud del ente rector del fútbol chileno para que la próxima semana llegue al país el equipo encargado de aplicar estos exámenes de integridad. Esto, porque la fecha de la elección se aproxima a pasos agigantados (30 de julio) y el tiempo apremia. Asimismo, los bloques de Antillo y Milad han intensificado sus gestiones para levantar votos de uno y otro lado.

Comenta