Rodrigo Goldberg

Rodrigo Goldberg

Ex futbolista , comentarista y panelista de El Deportivo.

El Deportivo

El punto del título


Apenas empezaba el partido del Calvo y Bascuñán, las miradas estaban puestas en lo que iba a hacer la Universidad Católica, en un partido de puras obligaciones, lo que se vio exacerbado con el tempranero gol del volante Pablo Becker. El fantasma del “todos contra nosotros” ahora se hacía tangible para la UC en un partido áspero, cambiante en sus ritmos y de imposible pronóstico.

Seguí mirando el partido y mientras más trataba de encontrar al cruzado que iba a cambiar todo, más me encontraba con uno que se multiplicaba en tareas. Era el casi silente Augusto Barrios de Antofagasta. Al lado de su fiel escudero Gonzalo Villagra barrió la cancha a lo ancho para interceptar cualquier atisbo de insurrección cruzada. Quitó, alargó y le otorgó la habitual solidez al bloque medio de los Pumas. Como si fuera poco, supo maniatar a Luciano Aued, la primera salida de la Católica.

Si hubiese sido más ambicioso, perfectamente pudo haber llegado a posiciones de remate. En este asunto, el eficiente volante tiene un margen de mejora importante.

Y mientras el partido en su primera etapa seguía en dominio local, las instrucciones de Beñat San José viajaban entre Aued y Buonanotte, sin encontrar respuesta aparente.

La Universidad Católica viene con lo justo hace rato, improvisando una que otra formación y coqueteando con el riesgo al usar jugadores que no habían aparecido en toda la segunda rueda. Sin embargo, tiene una gran gracia. Que a diferencia de otros años ha demostrado rebeldía en los momentos duros. Se va en búsqueda del triunfo a ojos cerrados sin considerar lo que pase atrás. Y así como lo pudo ganar en los pies de Fuenzalida o Buonanotte, también lo pudo perder si Ciampichetti acertaba una de las dos clarísimas que tuvo sobre el final del partido.

A la hora del balance el empate asoma como justo por los dominios repartidos y también por las ocasiones marradas. Nadie se puede atribuir más méritos para quedarse con los tres puntos.

Cuando faltaban 5 fechas para el término existía coincidencia en que los cruzados tenían el fixture más complejo. Pasaron el desierto (las primeras 3) con magulladuras, pero punteros. Sigue con lo justo, pero mientras algunos lo ven como dos puntos perdidos, creo que Católica rescató en Antofagasta el punto que le puede dar definitivamente el título.

Seguir leyendo