Roberto Rosales: “Chile aún es una selección de temer”

Rosales durante el mano a mano vía Zoom con La Tercera.

El ya histórico lateral de la Vinotinto, que será esperado hasta último momento para enfrentar a la Roja, sabe del peso de su rival, equipo al que solo ha podido vencer una vez.




Roberto Rosales (31 años) es uno de los capitanes de la selección venezolana de fútbol. Y es que con su recorrido (Gent, Twente, Málaga, Espanyol y hoy en Leganés) ha ido abriendo puertas para el fútbol llanero. En su país es parte de una suerte de bis de la Generación Dorada del balompié chileno.

Por eso la Vinotinto está tan en vilo con su condición física: en la derrota 1-0 ante Brasil de la semana pasada salió lesionado y hoy se le aguardará hasta último momento. “La molestia era el tendón que estaba aguantando la carga y me irradia un poco la pierna y me produce calambres y no me dejaba correr. Después de las pruebas no parece tan grave y veremos cómo evoluciona estos días”, explicó este lunes.

Antes, el carrilero se dio un tiempo para conversar, vía Zoom, en un mano a mano con La Tercera.

¿Se considera de esos que posicionó en el mundo al fútbol venezolano?

Es debido al trabajo, pero antes que yo estuvo Juan Arango. Él fue el pionero de abrir las puertas al futbolista venezolano en el extranjero. Yo tuve la oportunidad de salir joven y adaptarme. Estoy muy contento por lo que he podido lograr y de ayudar a otros futbolistas, de dar a conocer que en Venezuela hay talento.

Después de tanto tiempo en Europa, ¿ya piensa en volver a Sudamérica?

Uno nunca sabe, porque el fútbol da siempre muchas vueltas. Estoy concentrado aquí. Mi idea es poder mantenerme en Europa. Puedo seguir dando.

¿Por qué a Chile está llegando tanto jugador de Venezuela y se le da bien?

Es debido al cambio de mentalidad que hemos tenido en los últimos años. Antiguamente, no estoy diciendo que no se trabajaba, pero el futbolista venezolano empezó a confiar más en sus capacidades, a entender que el fútbol es una profesión, que si te esfuerzas puedes vivir de ello a pesar de ser una corta carrera. Empezó a entender eso y a adaptarse a lugares que antes no lo hacía. Esas han sido las claves para el crecimiento del venezolano y también los buenos resultados que ha tenido la Selección, ha ayudado mucho a darle un nombre al futbolista. Si bien es cierto, a nivel estructural la liga aún nos queda mucho por crecer, es algo que hay que corregir con los años.

¿El Covid ha afectado su preparación, la de su equipo, la de Venezuela?

Con la Selección, seguramente. Tuvimos cambio de técnico a mediados de febrero (llegó el portugués José Peseiro) y nunca tuvimos la oportunidad de juntarnos, de aprovechar la fecha FIFA, los amistosos. Se pospuso la Copa América y a nivel grupal fue algo duro, porque nos juntamos recién el mes pasado, antes de un partido muy importante contra Colombia y recién estuvo todo el grupo el día previo al partido. Son dificultades importantes, a pesar de que como grupo llevamos mucho tiempo juntos, siempre un cambio de entrenador y de idea es algo que lleva tiempo. En pocos días se vio el trabajo que alcanzamos a hacer, se vio un gran cambio en el equipo. Esa es la línea que queremos ir manteniendo.

¿Cómo se han ido sintiendo con el nuevo técnico?

Muy bien. Entendimos muy bien lo que quiere el entrenador. En el fútbol siempre es más fácil trabajar lo defensivo que lo ofensivo. Al final, lo que se hace en ese sentido es en la mayoría de los equipos. Entendimos bien eso, que hay que mantener un equilibrio en las Eliminatorias. Es fundamental. Nos enfrentamos en esta pasada a dos rivales muy complicados, tanto Brasil como Chile, rivales con los que hay que estar 100% concentrados.

¿Afecta el ritmo desde la pandemia? Juegan mucho y encima viajan a Sudamérica.

Con toda la disposición de entrenamientos y recuperaciones… A pesar de que este año ha sido extraño, en realidad casi siempre las Eliminatorias han sido así, estamos acostumbrados a llegar de los viajes, jugar a los tres días, adaptarse al cambio horario. Son cosas que hay que sobreponerse y dar lo mejor para la Selección. Demostrar que se puede hacer bien. Y más nosotros con Venezuela que tenemos un objetivo entre ceja y ceja que es poder clasificar por primera vez a un Mundial. Eso puede más que un cansancio o cualquier excusa.

¿Por qué ahora Venezuela sí se ilusiona?

Uno recuerda aquellas Eliminatorias en que quedas a uno o dos puntos de clasificar y es doloroso. Lo digo ahora, porque tenemos lo que antes no: juventud con bastante experiencia. Yo cuando tenía 18-20 años, jugaba en Bélgica y sin menospreciar no es lo mismo que jugar en España. Son experiencias distintas. Tenemos jugadores en ligas importantes, en Sudamérica, en Brasil. Agarran experiencias… Salomón, yo, Rincón, podemos aportar todo el recorrido que hemos tenido y esa combinación es importante. Un cambio de entrenador es difícil, pero nos da una perspectiva distinta con su mirada del fútbol europeo.

Estas fechas son cruciales para Chile y Venezuela por la necesidad de puntos.

La Eliminatoria es muy complicada y si no sumas en los primeros partidos se te va a hacer más difícil. Nosotros hemos merecido más, como con Paraguay. Nos anularon un gol que es muy riguroso. Pero es fútbol, son detalles y ya no puedes excusarte en eso. Y sabemos de lo difícil que era ir a Brasil, todo el mundo lo sabe, y recibir a Chile, históricamente ha sido un rival complicado para nosotros. La clave está en seguir la línea que hemos mostrado.

¿Cuál es el jugador más peligroso de Venezuela?

Darwin Machís.

¿Su mejor recuerdo ante Chile?

La Copa América de 2011. Clasificamos a semifinal.

¿Llegó agrandado Chile a ese partido?

Son más elementos externos. No creo que ningún jugador menosprecie a otro. Creo que la gente de Chile, ustedes (la prensa), daban clasificada a su selección y los partidos hay que jugarlos.

¿Su peor recuerdo ante Chile?

El 1-4 de 2016. Empezamos ganando con el gol de Otero. Es un recuerdo bastante duro porque veníamos en una buena dinámica y confiados en que podíamos ganar.

¿A qué chileno sufrió más?

Alexis Sánchez siempre ha sido un jugador distinto en todos los partidos.

¿A qué selección ha visto mejor en este arranque?

Colombia es una selección con muchos recursos. Es bastante fuerte a pesar de todo.

¿Lo mejor de Chile ya fue?

Todavía, si lo ves nombre por nombre… Vidal está en un momento bueno. Cuando van a la Selección, como han jugado tanto tiempo juntos, saben a lo que van. Chile aún es una selección de temer. También entiendo que tiene jugadores nuevos, que están empezando, pero que están en la misma línea.

¿Qué le ha parecido el estreno del VAR en las Eliminatorias?

Siempre he dicho que el VAR es una herramienta que va a hacer el fútbol un poco más justo. Ayuda en muchos aspectos, pero también considero que el criterio con que se usa debiese ser el mismo siempre. No puede en algunos partidos usarse de una manera y en otros de otra. Tiene que ser un criterio igual para todos, y ya está. Al final es una herramienta necesaria, porque para los árbitros también es muy difícil ver jugadas tan rápidas en tan poco tiempo. Se puede mejorar. Es una muy buena herramienta, pero hay que usarlo con el mismo criterio para todo el mundo.

¿Qué recuerda de haber compartido con Felipe Gutiérrez en Twente?

Es un chico fenomenal. Tuvimos una relación muy buena. Siempre nos la pasábamos juntos, obviamente por el idioma, pero más allá de eso, él es una persona trabajadora, siempre involucrado con el equipo, en mejorar, en aprender. Ahora está en Estados Unidos. Estuvo en una lesión muy larga. Espero que pueda volver a su nivel y que pueda quizás volver a su Selección. Tiene nivel de sobra y una zurda muy buena.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.