Rueda no sale del enredo

El técnico esquiva las preguntas sobre el caso Alexis, su viaje a Santiago tras ser liberado de la Roja para descansar en Manchester. El colombiano se muestra arisco ante la prensa y huidizo frente a las polémicas.


El viaje relámpago de Alexis Sánchez a Chile este último fin de semana no pasó inadvertido. Hasta el momento, la ANFP no ha querido referirse oficialmente al asunto y ayer el técnico de la selección chilena, Reinaldo Rueda, repitió el patrón al ser consultado sobre este hecho, durante la conferencia de prensa previa al partido de esta mañana, ante Corea del Sur.

“En la nómina de 24 convocados se han caído dos. Esta conferencia es para hablar del partido. Alexis no figura y su situación no tiene nada que ver con este juego”, respondió el colombiano, evidentemente molesto y dejando claro que no pretendía profundizar en un tema que lo tiene algo incómodo.

Y cómo no, si el mismo entrenador explicó, hace sólo algunos días, que dejó fuera al tocopillano de la convocatoria para la gira de la Roja por Asia para evitarle el desgaste que significaban tantas horas arriba de un avión, en una decisión conjunta.

Sin embargo, el delantero del Manchester United igualmente se apareció por el país el viernes pasado y recién ayer emprendió el regreso a Inglaterra, ya que la Premier League retorna este próximo fin de semana.

Entonces, si Alexis podía asumir el desgaste de un largo periplo, ¿por qué no fue nominado? El DT no se quiso explayar y evadió la problemática, tal como lo hizo con la polémica de Diego Valdés (ver página 20). “¿Vamos a hablar de fútbol o de cosas que no son fútbol?”, reclamó, con hastío al ser preguntado por un coreano sobre el gesto racista de su subordinado.

Cambio de hábito

Rueda se destacaba por su apertura a la hora de enfrentar los asuntos más crispantes relacionados al bicampeón de la Copa América. No obstante, con el paso del tiempo su estilo ha ido cambiando y ya no tiene la misma disposición.

Esto quedó claro ayer con su forma de abordar las controversias en torno a Alexis y a Valdés, mientras que antes también había ocurrido con la disputa pública entre el arquero Claudio Bravo y Arturo Salah, presidente de la entidad de Quilín.

Por otro lado, el cambio de estilo de Rei va más allá de lo meramente discursivo. Una de sus principales aseveraciones, a poco de su llegada, fue que con él los días libres se acababan en la Roja.

Pues bien, el domingo pasado el adiestrador determinó no realizar la práctica que estaba programada para ese día en Corea del Sur, y les dio la tarde libre a sus jugadores. Esto sí lo explicó ayer: “Dimos libre por todo lo que significó la suspensión del amistoso con Japón, también por el viaje acá a Corea. El grupo se mostró muy bien e intenso, por eso la decisión de complementar con tiempo libre. El desgaste de Japón fue alto y consideramos que era mejor no entrenar por todo el desgaste mental”.

Sobre el partido, es decir, de lo que realmente quería hablar, el DT elogió al cuadro local. “Sabemos que hay un cambio de cuerpo técnico que está implementando conceptos diferentes a la Corea del Mundial, pero es un equipo que está pasando por un gran momento. Hubo un gran comportamiento de Corea en el Mundial, con gran dinámica. Sabemos que con Paulo Bento tendrá nuevos conceptos”, sostuvo.

De Alexis, y el viaje a Chile que le deja en evidencia tras liberarle de la convocatoria para que descansara en Manchestar, ni una palabra. Rueda no supo salir del enredo.

Seguir leyendo