Rueda reacciona ante las críticas: “A nadie le gusta que lo cuestionen, que su trabajo sea malinterpretado”

El técnico colombiano asume el mal momento de la Selección y dice que entiende las quejas de los hinchas.


Reinaldo Rueda asume que el inicio de su proceso en la Selección ha sido complejo. Incluso, en su definición, le aumenta un grado, aunque dice que estaba preparado. “Creo que lo dije desde el primer día. Será un proceso traumático por todo lo que significa recuperar la confianza, por encontrar alternativas. Hemos asumido responsabilidades. No es fácil, pero el deseo es poder cumplir con la meta”, sostiene, en relación a los objetivos que tiene en mente: la Copa América y, principalmente, la clasificación al Mundial de Qatar. “Lo dije, no será fácil. Es un desafío muy grande. A nadie le gusta que lo cuestionen, que su trabajo sea malinterpretado. Nadie quiere perder. Si hay critica que construya, que haga reflexionar y todo es parte del proceso”

El estratega repasa el revés ante Costa Rica. “Ayer hablaba con Johnny (Herrera) y los centrales… hubo 15 minutos en que nos nublamos y perdimos el norte”, analiza. Descarta, eso sí, medir su trabajo. “Creo que es muy relativo hacer esa valoración. Recordaba los tres juegos de junio, que son y no son, no solo en el resultado, sino en la calidad del juego, la estructura, la dinámica. Nos ha costado estos partidos de las fechas dobles, por la irregularidad, lo heterogéneo de los jugadores. Si doy un porcentaje, no será certero. La otra discusión es si podemos mantener esa cultura con el momento que tenemos. Hay varios que no vienen actuando con regularidad. En los torneos cuando uno tiene a los jugadores más tiempo, no 72 horas, se puede recuperar la memoria y ver una mejor dimensión de la Selección”, insiste.

Rueda dice que entiende la molestia de los hinchas. “Es normal lo de las pifias cuando se pierde y en Chile también porque hay una generación que se acostumbró a ganar. Los niños y jóvenes quieren ven ganar y yo soy el responsable. Es la profesión y hay que tratar de revertir en la cancha”, manifiesta. Y reconoce que las caídas han afectado anímicamente al plantel. “Nos ha afectado perder la seguridad y confianza, la idea es recobrar eso, lo que es esa salida ese inicio, romper la presión. La característica de Chile siempre ha sido el juego el colectivo. Un 0-1 se puede remontar pero si no aceptas que el rival puede tener esa bondad te vas a nublar. Tenemos que recuperar esa tranquilidad”

Finalmente, recuerda su paso por Honduras, a la que condujo al Mundial de Sudáfrica. “Fue algo inolvidable, fantástico, por todo lo que significó lograr la clasificación después de 28 años en un país con problemas sociales, donde hubo un golpe militar. La selección jugó un papel social y nos tocó estar en un punto neutral, como mediadores. Había jugadores en un bando y otro. No era fácil clasificar ante selecciones como México, Canadá, Estados Unidos o Trinidad y Tobago, que tiene muchos jugadores en la Premier League. Tengo una gratitud, una amistad, un afecto por todo lo que nos soportaron. 11 años después, un chico de los que entrenaba con nosotros está en la nómina. Honduras puede ser más complicado que Costa Rica en algunos aspectos. Va a ser una evaluación importante para nosotros.  A veces es más la evaluación mental y sicólogica que la futbolística, porque muchas veces en Sudamérica subvaloramos a Centroamérica”, sentencia.

 

 

Seguir leyendo