Sin Alexis, el United sigue a paso firme

Los Diablos Rojos se impusieron por 2-1 al Brighton y registraron su sexta victoria consecutiva en la Premier League. El delantero chileno no se movió de la banca.


Los gestos de felicidad de Paul Pogba lo podrían resumir todo. Suena casi a una metáfora, pero la acción fue literal. El jugador del Manchester United, a los 21′, se animó a realizar una chilena que estuvo cerca de sorprender a David Button, el correcto portero del Brighton.  Su sonrisa, que fue acompañado de los aplausos del público, son la radiografía precisa del nuevo Manchester United.

Los Diablos Rojos resucitaron de la mano de Ole Gunnar Solskjaer. Atrás quedó el nerviosismo y los errores sistemáticos que semana a semana llevaban al exequipo de Mourinho al desastre, a las críticas despiadadas de la prensa. O de los propios hinchas que en más de una oportunidad recriminaron a sus futbolistas con ensordecedoras pifias. En Old Trafford, los Rojos se impusieron por 2-1 al Brighton, en el duelo válido por la Premier League, y anotaron su sexta victoria consecutiva de la mano del estratega noruego.

Pogba parece haber recuperado la memoria. Ya no es el futbolista errático, sin ideas, que vio desde el banco los últimos duelo de la era de Mou. Hoy, el United cuenta con la mejor versión del mediocampista. Es el mismo jugador que hace seis meses se coronó campeón del mundo con la selección de Francia. Nadie se atreve a cuestionar su aporte, ni menos su compromiso. Más cuando mediante los doce pasos (26′), luego que el defensor Gaëtan Bong tocara ligeramente a Rashford,  convirtiera con seguridad y categoría, con un fuerte derechazo imposible para el guardameta visitante. Llegó a seis goles y cuatro asistencias en la nueva era del United. A los 42′, Marcus Rashford, con un fuerte derechazo al ángulo izquierdo de Button, convirtió el 2-0 tranquilizador. El inglés, de ascendencia sancristobaleña, se anotó como el futbolista más joven (21 años) en registrar cuatro goles en la misma cantidad de duelos con la camiseta del United.

El equipo visitante intentó inquietar la portería de De Gea, pero sin mayor suerte. Terminaron chocando con una defensa que no está para malos ratos, pese a que a los 72′ descontaron luego que Pascal Grob definiera de derecha tras una habilitación de Davy Propper . La solidez de los centrales Lindelof y Jones parecen ser el mejor aliado de un equipo que va en alza.

Alexis, por su parte, vio el duelo desde la banca. El chileno volvió a las citaciones, luego de superar la lesión muscular que lo sacó a los 64′ del duelo ante Reading por la FA CUP. Hoy, AS7, al menos, celebra el volver a ser una alternativa.

Seguir leyendo