Rusia 2018

Sudamérica sangra

Los equipos del subcontinente no habían completado un arranque tan negativo desde España 82. Es el tercero más pobre de su historia. Expertos analizan las causas.


Sudamérica está en deuda en Rusia. De eso no hay duda. Ayer se terminó la primera fecha de la fase de grupos y los resultados son insatisfactorios. La derrota 1-2 de Colombia ante Japón inauguró una nueva y negativa estadística, pues ningún elenco sudamericano había caído frente a un asiático en un Mundial.

Salvo Uruguay, que venció 1-0 a Egipto, con un gol agónico, el resto no pasó del empate, siendo las mayores decepciones Argentina y Brasil, los favoritos de la región para quedarse con una copa que no regresa desde 2002.

“Es normal que Brasil empiece de abajo hacia arriba, pero Argentina depende mucho de Messi y está más complicada”, dice el ex arquero mundialista uruguayo Eduardo Pereira, quien cree que el gran problema tiene que ver con la poca continuidad de los entrenadores. “Lo más difícil es mantener un proceso, sobre todo cuando los jugadores tienen que llegar tres días antes de los partidos después de viajar 15 horas. Entonces, es muy complejo que haya un trabajo en esas condiciones”, añade.

Los números también indican que las selecciones de este lado del planeta registran en Rusia su tercer peor rendimiento en la historia de los Mundiales, con un magro 33,3%, igualando las actuaciones en las citas de España 1982, Uruguay 1930 y Suecia 1958. Peor registro que ese hubo en Italia 34 y Alemania 74.

Asimismo, está muy lejos de lo mostrado en Brasil 2014, donde tras la primera tanda de partidos, el Scratch, Chile, Colombia y Argentina habían celebrado victorias.

Precisamente, un dato duro es que la Roja es el mejor equipo del ranking FIFA no clasificado (9º) y el tercero de Sudamérica, detrás de Brasil (2º) y Argentina (5º).

Sobre el bajo presente de los equipos sudamericanos en Rusia, el ex seleccionado chileno, Fabián Estay, tiene dos visiones al respecto. La primera, en relación a la novata selección peruana, que vuelve a la cita luego de 36 años. “Después de tantos años sin estar en un Mundial, no es llegar y jugar. Esa experiencia no se transmite así como así”, asume.

Mientras que en el resto de los casos, el ex volante cree que es sólo un paso en falso lo sucedido en este arranque. “Uruguay es Uruguay. Creo que ellos pueden estar peleando también, como siempre lo han intentado. Esto es fútbol, puedes confiarte a veces, decir ‘ah, le gané o no perdí con x (como Islandia con Argentina, Japón con Colombia o Suiza con Brasil)’. Aún es muy prematuro decir algo de los sudamericanos, pero al fin y al cabo Argentina y Brasil siguen siendo candidatos. Para mí, a pesar del 1-1, el favorito sigue siendo Brasil a pesar de su mal partido ante Suiza”, plantea.

Para Fernando Díaz, actual gerente deportivo de Unión Española, sólo tres selecciones sudamericanas están en condiciones de sacar la cara: “Creo que Uruguay se va a meter bien arriba, lo mismo que Brasil y quizás Argentina. Sin embargo, Perú y Colombia no mostraron un gran nivel en las Eliminatorias y ahora lo están ratificando en el Mundial”.

 

Seguir leyendo