El sueño de la Rojita

La Selección debuta con la misión de volver a un Mundial de la categoría tras dos citas ausente.


Hoy comienza el torneo Sudamericano Sub 20 de Chile, que otorga cuatro cupos para el Mundial de Polonia, a disputarse entre mayo y junio. La Rojita también empieza a vivir su sueño, ese que busca hacer realidad con la obtención de los boletos a la máxima cita, tras dos ediciones ausente.

Ha pasado mucho tiempo desde la última vez que celebró el equipo nacional. Fue en 2013, en Argentina, cuando consiguió pasajes para Turquía, comandado por un emergente Mario Salas, hoy técnico de Colo Colo.

Ahora, la principal responsabilidad recae sobre Héctor Robles. Elegido por Arturo Salah, el exvolante tiene la presión de hacer más que un buen papel, debido al rotundo fracaso en el Sudamericano de Ecuador 2017.
Su cargo estuvo en duda. Y es que fue tan mala esa campaña que en el directorio de Salah había quienes lo querían fuera. Primó, finalmente, la opinión del extimonel de la ANFP y el DT, pese a todo, mantuvo su cargo.

El rival de esta noche será Bolivia, en Rancagua. Un adversario que, en el papel, parece el oponente perfecto para partir con el pie derecho. En el Monasterio Celeste, en la Sexta Región, donde está concentrada la Rojita, saben que no pueden confiarse. Al menos así lo aseguran en el camarín.

El torneo, eso sí, comenzará antes del debut criollo. Venezuela, que se volvió potencia a nivel juvenil de la mano de Rafael Dudamel, enfrentará a Colombia, también en el El Teniente (ver programación).
Curicó y Talca son las otras sedes, aunque los liderados futbolísticamente por el capitán Marcelo Allende solo jugarán en Rancagua.

Entre los ausentes del torneo estarán incipientes estrellas como el brasileño Vinicius Junior (Real Madrid) o el argentino Ezequiel Barco (Atlanta United). Como sea, para los de Robles, este Sudamericano tiene atractivo de sobra.

Seguir leyendo