Todo un país encima de Messi

Foto: Reuters.

Argentina, enredada entre la confusión de Sampaoli y el delicado estado anímico de la Pulga, se juega la vida ante una Croacia que no brilla, pero que cumple.


Lionel Messi está bajo muchísima presión. Tiene los ojos del mundo encima, siente la enorme carga de tener que ganar un Mundial, de conducir a Argentina. Falló un penal en el debut y hoy, ante Croacia, no tiene margen de error. Si no anda bien, su selección estará prácticamente eliminada de Rusia 2018.

Si al principio Sampaoli negaba la existencia de este escenario de tensión en torno al crack, ahora varió el discurso y pidió que no se le cargara la mano: “Cuando Messi hace un gol, lo gritamos todos y nos sentimos parte, pero cuando no ganamos, le cargamos toda la responsabilidad. Es imposible que un solo jugador te permita cambiar realidades”.

Luego de pedir clemencia por el 10, lo arropó: “Argentina con Leo perdió solamente 4 ó 5 partidos. Leo para Argentina es un prócer, como lo fue Diego en su momento. Cada argentino tiene la 10 de Messi o Maradona, y eso tiene un valor”.

Hasta la mamá de Messi, Celia Cuccitinni, salió a defender a su hijo de las críticas en un canal argentino, asegurando que, incluso, lo ha visto llorar por la Albiceleste: “La familia lo está apoyando. El primero que quiere ganar es él y traer la copa con sus compañeros. Sufrimos las críticas. Dicen que no la siente (la camiseta), que viene por obligación y no es verdad. Si lo vieran como lo vimos nosotros, sufrir o llorar todas estas veces. Estas críticas sí te duelen, a nosotros nos duelen”. La progenitora agregó que Leo está ansioso: “Lo veo con muchas expectativas, porque su ilusión es traer la copa, ganar el Mundial, es lo que más anhela. Tengo cuatro hijos, los amo, pero Lio es divino, el mejor hijo, el mejor papá y esposo. Te juro que es muy buena persona. Está mal que lo diga, pero es así. Es una persona tan grande, con un corazón enorme, que daría cualquier cosa para que éste fuese su Mundial”.

Cambio de esquema

En lo futbolístico, Sampaoli no confirmó la oncena titular, pero sí anunció un cambio de esquema (de cuatro a tres en el fondo) para refrescar al equipo. Además, según la prensa transandina, el DT dejará en el banco a Ángel di María y Lucas Biglia. Así, Gabriel Mercado, Marcos Acuña y Cristian Pavón asoman como las novedades.

El caso es que Argentina tiene una final con Croacia, que llega bien en lo futbolístico, pero convulsionada internamente tras la marginación de Kalinic por negarse a ingresar en los minutos finales ante Nigeria por supuestos dolores en la espalda.

Seguir leyendo