Al borde del nocaut

CALERA IQUIQUE LA FLORIDA

El fútbol no recibe las garantías de seguridad que solicita y se resigna a cerrar el año. La ANFP es pesimista y la Conmebol espera para definir los cupos internacionales.




Al torneo nacional lo intentan levantar, pero no hay forma. Las llamadas del presidente Sebastián Moreno al ejecutivo comienzan a perder fuerza. Desde el gobierno, incluso, avisan que no están los carabineros necesarios para cubrir cualquier evento del fútbol. La ANFP empieza a tirar la toalla.

El presidente de la asociación citó ayer a su directiva para volver a tirar líneas. Como casi toda la semana, el abogado busca salidas. Sin embargo, ya no se ve ninguno más que la suspensión total del torneo. Eso se pensaba, al menos hasta ayer. Se asume que no están las condiciones para reanudar la actividad, pese a los intentos que se realizaron durante las últimas semanas: "Está muy difícil que vuelva el campeonato", dicen desde Quilín. Hoy, a partir de las 10 horas, se presentará este escenario en un nuevo Consejo de Presidentes extraordinario.

La postura de los clubes, en tanto, se divide. Mientras algunos se inclinan por la opción de dar por cerrada la temporada 2019, otros buscan fórmulas para jugar. Llamadas telefónicas y acalorados debates vía WhatsApp han marcado las últimas horas de los timoneles que buscan llegar alineados. Hoy, la misión será escuchar la propuesta que entregará la ANFP y estudiar la exposición que harán algunos timoneles. "Queremos dar por cerrado el torneo", señaló Cesare Rossi, a Fox Sports.

Una facción de los clubes planteará la opción de jugar el próximo certamen con 20 elencos. Hoy, el torneo cuenta con 16 equipos y su incremento favorecería al ascenso de cuatro clubes de la Primera B. No habría descenso en ambas categorías y el crecimiento de equipos obligaría a rebajar la cuota que reciben de la empresa Turner, por la venta del CDF ($ 195 millones en Primera, $ 80 millones en Primera B). La idea, de paso, es utilizar este formato para negociar con la cadena televisiva, pues por contrato se le exige la transmisión de 30 fechas por temporada. Hoy, solo han cumplido con 24 jornadas. La próxima temporada, con 20 elencos, Turner ganaría cuatro fechas, de los seis que quedarían pendiente. Con este argumento se busca negociar con la empresa estadounidense, pues por contrato podrían suspender uno de sus pagos mensuales, que bordea los US$ 5,5 millones a repartir entre toda la industria.

Otra de las fórmulas nace de la Primera B. La idea de algunos elencos de esta categoría es potenciar una Superliga, con 32 equipos solo por 2020. Con ese tramo de encuentros se busca jugar más duelos que ayuden a saldar los partidos que quedarían pendientes en 2019.

Otra de las preocupaciones de la ANFP parece resuelta. Al menos, así lo aclaran frente a las consultas de La Tercera sobre el plazo que establece la Conmebol (29 de diciembre) para entregar la lista de ocho cuadros que jugarán los torneos internacionales de 2020: "Ya está conversado y nos dieron más plazo. No habrá problemas con eso", dice un directivo de Quilín. Desde Paraguay, en tanto, el máximo órgano del fútbol no ratifica la información: "Cada federación define a sus representantes y los informa. Sin embargo, estamos frente a una situación excepcional, por lo que habrá que revisar bien la reglamentación", dicen. Los problemas que se sumarían son la baja de la marca del certamen, que influiría en los auspicios.

A las 14.30 de hoy, en tanto, el Sifup se reúne para fijar una línea. Y según dicen, mientras la ANFP no les entregue garantías de seguridad no volverán a las canchas. Otro golpe de KO pra el fútbol chileno.

Comenta