Torrente le quita la jineta a Rubio

PATRICIO RUBIO

Tras una acalorada discusión con Pato, el DT somete la capitanía al voto del vestuario. Suárez la portará el domingo.




Días calientes en Viña del Mar. Pato Rubio deja de ser capitán de Everton. El domingo, durante y después del partido ante la U, se enfrascó en una acalorada discusión con su entrenador, Javier Torrente, y este decidió retirarle el brazalete de capitán que le entregó de manera personal nada más llegar al club. Esta vez, el técnico dejó que los que eligieran al portador de la jineta fuera el plantel.

El fuerte entrevero entre el Pato y Torrente vivió el momento más tenso en camarines, a la conclusión del choque. La discusión subió de tono y, según cuentan a La Tercera testigos del percance, ambos estuvieron cerca de irse a los golpes.

El caso es que Torrente decidió quitarle al jugador la jineta que le había colgado como señal de máxima confianza. Llamó a sus dirigidos al principio de semana para que escogieran a su nuevo capitán. Pero que se pronuniciaran a viva voz. No quiso papelitos, sino que cada uno asumiera su responsabilidad. Los jugadores terminaron entregándole nuevamente la capitanía al Chano Velásquez, quien la lucía justo antes de que se la adjudicaran al Pato. No obstante, este fin de semana, ante Antofagasta, no estará presente por sanción. Cristián Suárez, el segundo más votado, será el encargado de portarla.

Los conflictos de Rubio no son novedad para los viñamarinos. Durante el primer semestre se enfrentó al técnico Vitamina Sánchez. Sus constantes recriminaciones a los futbolistas más jóvenes del equipo, y la pelea que sostuvo con Juan Cuevas durante una práctica, terminaron de agotar la paciencia del DT, que ya le había informado a la dirigencia que en caso de seguir no consideraría más al jugador. Esto, más la discreta campaña, terminó apurando su salida de la institución.

Rubio termina contrato en diciembre y está decidido a no continuar. En su mente solo está la idea de retornar a la U, el que dice club de sus amores: la U.

La versión del entrenador

Este viernes, en conferencia de prensa, Javier Torrente se refirió al asunto de la capitanía de los ruleteros. Ratificó el cambio, aunque de igual forma se puso paños fríos respecto a algún tipo de conflicto con Rubio.

"Las cuestiones de manejo interno no tengo por qué comentarlas ni aclararlas. No hubo ninguna discusión con Pato Rubio, no hubo ningún enfrentamiento en el vestuario. Son decisiones que como nadie me vino a preguntar cuando decidí darle la cinta tampoco creo que sea conveniente darle demasiada importancia de una decisión de manejo interno de grupo. Yo tengo siempre la tendencia de no designar el capitán. Siempre hice que los capitanes los designen los jugadores, porque son representantes del grupo ante el entrenador o la comisión directiva. Yo tomo una decisión que me parece adecuada en el momento", declaró el argentino.

Comenta