U. de Concepción y Everton igualan en entretenido encuentro

Photosport

No hubo goles en el cierre de la jornada sabatina. Le anularon un tanto a Patricio Rubio.



Universidad de Concepción 0-0 Everton

U. de Concepción: C. Muñoz 6; G. Pacheco 4 (45′ , Luis Pedro Figueroa 5), H. Martínez 5 (82′, F. Manríquez – ), G. Mencia 5, F. Cordero 5; J. Ballón 5, A. Camargo 5, H. Droguett 5; J. Huentelaf 4 (46′, N. Orellana 4), P. Rubio 4, G. Vadalá 5. DT: Francisco Bozán 5.

Everton: C. Campestrini 5; C. Rodríguez 4, M. Velásquez 5, C. Suárez 5, A. Ibacache 4 (65′, F. Arismendi 4); D. Orellana 4, G. Freitas 4, Á. Madrid 5; M. Cerato 5, I. Díaz 4 (79′, F. Ragusa – ), J. Cuevas 4 (73′, Á. Ramos 5). DT: Gustavo Díaz 5.

Árbitro: Ángelo Hermosilla 5. Amonestó a Patricio Rubio (U).

Estadio Municipal Alcaldesa Ester Roa Rebolledo. 2.006 espectadores.

En cursiva jugadores juveniles.

Universidad de Concepción y Everton no se sacaron ventaja en un entretenido partido en el Ester Roa. El cuadro que adiestra Francisco Bozán se hizo con la posesión de balón durante gran parte de la primera mitad. No solo fue un amplio dominador, sino que se acercó varias veces a la portería que defiende Cristian Campestrini, quien estuvo sólido siempre que se le exigió. Los viñamarinos, en tanto, apostaron a los contraataques comandados por Maximiliano Cerato y Juan Cuevas. Ambos aprovecharon la frecuente proyección de los laterales penquistas para hacer daño por sus respectivas bandas.

Hugo Droguett se convirtió en pieza fundamental para la escuadra local. El volante manejó los tiempos y remató en más de una ocasión al arco de Everton. Cada vez que la defensa ruletera logró cerrar su ángulo de remate, el formado en Universidad Católica encontró los espacios para generar peligro. El argentino Guido Vadalá encabezó los acercamientos de los anfitriones por el sector izquierdo, mientras que José Huentelaf hizo lo propio por el carril diestro y logró una destacada sociedad con Guillermo Pacheco, quien se sumó permanentemente a la ofensiva.

Pacheco fue protagonista de una jugada que pudo haber modificado el panorama del encuentro. El carrilero derribó sin pelota en el área a Isaac Díaz, sin embargo, el árbitro del encuentro, Ángelo Hermosilla, desestimó el hecho y dejó continuar. Una situación que perfectamente pudo significar la pena máxima a favor de los dirigidos por Gustavo Díaz. El lateral debió abandonar el terreno de juego poco después debido a una lesión.

Pese a la superioridad de los del Campanil, fueron los forasteros quienes tuvieron la oportunidad más clara. A tres minutos del término del primer tiempo, Cerato aplicó velocidad por la izquierda y vio bien ubicado a Díaz. El exdelantero de la U remató de primera, pero el vertical izquierdo salvó a un Cristián Muñoz que estaba batido.

Álvaro Ramos ingresó en el complemento y tuvo la posibilidad de abrir el marcador en el Ester Roa. El iquiqueño saltó para conectar un centro desde la derecha a los 75′, pero Muñoz logró despejar. Tres minutos después, Nicolás Orellana estrelló en el travesaño la chance de adelantar a los dueños de casa en el marcador, tras una gran jugada colectiva. A diez minutos del final, Ramos recibió un pase en profundidad y se enfrentó mano a mano con Muñoz, quien salió triunfador.

A los 88′, Patricio Rubio anotaba en posición de adelanto el primero del encuentro tras un rebote de Campestrini, pero todo fue anulado por el juez asistente, luego de varios segundos de duda. El marcador no se movió en Concepción, en un duelo donde los arqueros fueron las figuras.

 

Seguir leyendo