Una atajada de campeonato

Matías Dituro, la gran figura en la victoria de la UC sobre la Universidad de Concepción, repasa con El Deportivo la tapada que le impidió a Luis Pedro Figueroa conseguir la igualdad. Asegura que la emoción del despeje está al mismo nivel que convertir el gol de la victoria. Se ilusiona con renovar en la escuadra de Las Condes.


La atajada de Matías Dituro (31) a la Universidad de Concepción cuenta como un gol y, a esta altura, bien podría valerle también la estrella 13 a la Universidad Católica. Nadie lo puede desconocer. Ni siquiera los jugadores del equipo rival, que se tomaron la cabeza tras la contorsión que difícilmente olvidarán.

Es que el minuto 70 pudo ser fatal para el cuadro de Las Condes. Luis Pedro Figueroa remató al ángulo izquierdo de la portería defendida por Dituro. La figura del equipo cruzado, a mano cambiada, envió el balón al córner. En ese mismo instante, los 14 mil hinchas se levantaron de su asiento y le hicieron sentir que la atajada equivalía a un gol. Los gritos fueron tan fuertes como los que se escucharon durante la celebración de la anotación de Andrés Vilches.

En conversación con El Deportivo, Matías Dituro repasa su providencial atajada mientras comparte un asado con sus amigos argentinos del plantel: Luciano Aued, Germán Lanaro, Sebastián Sáez y Germán Voboril.

“Recuerdo que venía el jugador de la Universidad de Concepción hacia dentro. Intenté ver la pelota buscando ubicación y cuando la vi salir me tiré para intentar sacarla. Nunca pensé que era gol porque cuando me tiré y llegué a tocarla sentí que la sacaba. Es una linda atajada”, comienza diciendo.

El transandino pide calma. No le gusta asumir los elogios de todo un equipo que está cerca de alcanzar el campeonato: “No sé si es la atajada más importante de mi carrera, pero sí es una importante. Mis compañeros me saludaron y me felicitaron. Lo importante es que sirvió para ganar”, reconoce, intentando restarse méritos.

Pese al bajo perfil, Dituro reconoce que la acción es similar a convertir. Sabe que si no hubiese despejado el disparo de Figueroa, la lucha por el torneo se podría haber estrechado. “Para mí, y de la forma que lo siento, creo que fue como hacer un gol. Cada vez que puedo evitar un gol es muy importante para el equipo”, dice.

Los elogios para el guardameta llegaron de forma masiva. No solo sus compañeros se encargaron de alabarlo. “La tapada fue espectacular, fue una tapada de campeonato. Me recuerda mucho a las que hacía yo, me identifico mucho con él. Tiene muchas cosas que yo hacía”, dice el histórico Patricio Toledo. “Esta tapada es muy difícil porque va con comba hacia afuera y se va metiendo. Cuando va volando la pelota alcanza su máxima curva. Es una tapada espectacular y él la tiene clara. Por eso mismo la celebra como un gol”, agrega el exarquero Marco Cornez.

Su futuro en la UC

Matías Dituro quiere seguir en la UC. Su préstamo termina en diciembre y Cruzados deberá negociar con Bolívar, club dueño de su pase, para poder asegurar su continuidad. “Estoy feliz en el club, pero mi primer objetivo ahora es salir campeón. Siempre he dicho que me gustaría quedarme, pero no es algo que me corresponda ni dependa de mí”, expresa el portero formado en las divisiones inferiores de Independiente.

El que sí está manejando el futuro del futbolista es su representanre, Paulo Roberto de Souza. El agente brasileño afirma que la idea es asegurar la estadía del arquero en San Carlos por, al menos, una temporada más: “La Universidad Católica tiene la prioridad para comprar el pase de Matías. Pero ahora faltan cuatro fechas para cerrar el torneo y hay que enfocarse en eso. Es un poco complicado empezar a negociar en este momento. Una vez que se consiga el título se hará”, apunta.

El millonario pago de la cláusula, según el agente, no debiese ser una problemática: “Los periodistas han hablado de US$1,5 millones, pero no es así. No es nada de eso. La cláusula de Matías no supera el millón de esa moneda. Hay que conversar, pero Matías quiere seguir en Chile. Y eso es lo más importante”, puntualiza. “Acaba de tener a su primer hijo en ese país y está muy cómodo. Sabemos que Santiago es uno de los mejores lugares de Sudamérica para vivir. Y todos esos temas, a la larga, facilitan la negociación”, sentencia.

Seguir leyendo