Una nueva tragedia para Messi

Lionel Messi.

La Pulga predijo el fracaso del Barça dos veces en 2020. Suma cinco años sin levantar la Champions y sus palabras son una alerta para un club que hace años dejó de ser el mejor del mundo.




Liones Messi lo adelantó en febrero: “Hoy por hoy no nos alcanza para ganar la Champions”. El astro argentino, cual pitoniso, volvió al pesimismo tras perder la Liga a manos del Real Madrid, en julio: “Dije que no nos alcanzaba para la Champions, pero no nos alcanzó ni para la Liga. Tenemos que mejorar o el partido contra el Napoli lo vamos a perder también”.

Pese a que vencieron a los italianos, aunque con polémica y muchas dudas, el crack catalán tenía toda la razón. Este Barcelona no estaba para el alto nivel europeo. No estaba para medirse a una trituradora aceitada como el Bayern Múnich. Leo lo previó. Hace meses.

Hoy fue una sombra, como todos sus compañeros. El humillante 8-2 propinado muy merecidamente por un superlativo conjunto alemán se transforma en una nueva tragedia para el transandino. Un resultado extremo, que obliga a tomar decisiones extremas, que hace tambalear de golpe todo un proyecto, si es que lo hay, si es que lo hubo.

Messi lo alertó. Puso el grito. Dio el aviso. Sin embargo, el Barcelona no escuchó. Nadie lo hizo. La estrepitosa goleada de esta tarde, en Lisboa, sentencia una temporada para el olvido de los azulgrana. Un fracaso rotundo. Sin títulos por primera vez desde 2008. Un ridículo histórico, como calificó, con justa razón, la prensa local.

Las palabras del 10 parecen apuntar a la directiva. No basta con tener al mejor futbolista del planeta, se necesita un proyecto serio y ambicioso, pareciera querer decir. Y quedó demostrado ante una institución que se jacta de ser ejemplar, y cuyos resultados avalan ese orgullo.

El dolor de Messi es doble. La última vez que levantó la Champions fue en 2015, ante la Juventus de Arturo Vidal, es decir, hace cinco años, tiempo en que el archirrival, el Madrid, levantó tres Orejonas al hilo. Más allá de lo que dijo el Rey ayer, hace bastante ya que el Barça dejó de ser el mejor equipo del mundo.

El futuro de Leo, como siempre, estará en entredicho. Si bien declaró a principios de año que no se le ocurría irse del club, sus críticas durante la temporada han sido filosas y pueden ser tomadas como una advertencia.

Messi vuelve a sufrir en Europa. Una tragedia que ya se hace repetitiva para el astro.

Comenta