Una Superliga en la banca

Consejo2

La ANFP propuso un inédito torneo de 32 equipos para 2020 si se votaba la suspensión. La idea ahora queda como plan B.




La propuesta que llevaba la ANFP, en el caso de que los clubes decidieran suspender la temporada, consistía en una Superliga de 32 equipos para 2020, fusionando la Primera con la Primera B. Un torneo único y largo de 32 fechas, en la que se jugarían todos contra todos a una vuelta y solo una jornada a doble vuelta, con clásicos.

La idea en sí, además de la numerosa liga de una sola rueda anual con 32 participantes, añadía que las competencias internacionales se repartirían igualmente sobre la base de la tabla y la Copa Chile y que habría un coeficiente de rendimiento, a determinar por comisión de trabajo, que aplicaría a la Primera y Primera B en forma separada para definir los descensos (dos en primera y uno en la B) y ascensos (dos en la B).

Durante la temporada se iban a mantener también inalterables las recaudaciones correspondientes a los derechos de transmisión. Es decir, que Wanderers, por ejemplo, que está a punto de alcanzar su ascenso tal y como va ahora el campeonato, jugaría el próximo año con un cartel de equipo de la B, recibiendo $ 80 millones por concepto de CDF y no $ 195 millones como equipo de primera de categoría.

El conjunto wanderino quedó indignadísimo con la propuesta y por eso votó a favor de continuar el torneo. A última hora de la tarde emitió un comunicado. "Producto de la brutal injusticia deportiva que significa la famosa superliga y la razón por la que votamos porque siga el fútbol", dice el texto.

En dicho escrito, explican que "la opción que propuso la ANFP, para dar por terminado el campeonato 2019 en las categorías del fútbol profesional de Primera División y Primera B, implicaba que no había ascensos ni descensos, proponiendo para 2020 un campeonato de 32 equipos, pero manteniendo sus actuales categorías hasta 2021. Esto significaba para Wanderers continuar en la Primera B, lo que consideramos una evidente injusticia y un perjuicio deportivo".

Ascenso en 2021

Y añaden que "la propuesta presentada por la ANFP consistía en cerrar ambos campeonatos sin ascensos ni descensos, asignando la participación a competencias internacionales según los puntos y Copa Chile, mientras que para el próximo año se buscaba realizar un campeonato de 32 equipos, pero manteniendo la categoría de Primera B. Vale decir, Santiago Wanderers recién podría optar a ascender para el Campeonato del año 2021".

Finalmente, la idea fue expuesta pero no sometida a escrutinio. De cualquier modo, queda en carpeta para un eventual cierre de temporada.

Comenta