Verstappen aprovecha la segunda oportunidad y gana en Silverstone

El holandés de Red Bull aprovechó que Mercedes otra vez tuvo problemas con los neumáticos para conseguir su primera victoria del año en la Fórmula Uno. Hamilton, segundo, igualó otro récord de Schumacher.




Max Verstappen (Red Bull) sabía que hacía siete días habían regalado una victoria en Silverstone. En aquel Gran Premio del Reino Unido, su equipo decidió no ir por Lewis Hamilton (Mercedes), sin saber que el inglés destruiría sus neumáticos. Este domingo, en el Gran Premio 70º Aniversario de la F1, en el mismo circuito, el team austríaco no se equivocó, no podía saber que pasaría lo mismo con las gomas de los Mercedes, pero apostó y ganó, porque aunque no explotaron, las ruedas de los autos negros llegaron casi rotas.

El holandés ganó con un tiempo de 1.19′41″933, escoltado por Hamilton, a 11″326; y Valtteri Bottas (Mercedes), a 19″231.

Al principio, parecía que Mercedes haría su negocio. Parecían unidos con una cuerda los autos de Bottas, el poleman, y Hamilton en el inicio, alejándose en la punta de sus perseguidores y tomando tranquila distancia. En esos primeros metros, Verstappen pasaba a Nico Hulkenberg (en el Racing Point de Sergio Pérez, aquejado de Coronavirus), la sorpresa de la qualy, al aparecer tercero. Pero a poco andar el team bajo bandera alemana se empezó a dar cuenta de que sin importar la fórmula de las gomas, tendrían problemas.

Cuando Verstappen empezó a atacar a Hamilton por el segundo puesto desde pits, Mercedes llamó a sus piloto. Primero el finés, quien volvió sexto a la pista, y 10 vueltas después, el británico, que también regresó sexto, ya con el joven holandés como líder. Pero faltaba que entrara él. Fue en el giro 27 de los 52 pactados y tras salir se encontró justo adelante con Bottas, el líder. No se aguantó, no trabajó sus neumáticos algunos kilómetros, nada de eso: Max atacó en ese mismo momento al finlandés, le quitó el primer puesto y demostró que en la F1 aún ser un buen piloto da réditos.

Los dos Mercedes pelearon, entonces, por la segunda plaza, la que fue definitivamente para el campeón reinante, quien tomó ese relevo a tres giros del final. Limpio, sin órdenes de equipo.

“Todo se dio bien. Ya en el primer stint (hasta una entrada a pits) vi que los neumáticos estaban bien, sabía que ellos iban con los duros tuvieron problemas con los neumáticos, todo funcionó perfecto, la estrategia fue perfecta”, declaró Verstappen tras la carrera.

“Fue un gran desafío, felicito a Red Bull. Fue inesperado tener este problema y tuve que administrar la carrera. Trabajaremos más, tratamos de mejorar en el trabajo de la semana con los neumáticos, pero no sabemos. El stint del medio fue muy difícil y el último, también. Era imposible hacer algo mejor, hacia el final estaba con la mitad de las gomas, solo esperaba que se mantuviera entero”, dijo Hamilton, tal vez recordando lo que pasó la semana pasada.

El inglés igualó los 155 podios de MIchael Schumacher.

En tanto, Bottas quedó muy cabizbajo. “Es muy frustrante. Hacer la pole y ser tercero no es lo mejor, mi estrategia estuvo muy lejos de ser la ideal. Traté, tal vez hubo una posibilidad de pelear con Max, pero empezaron las ampollas en los neumáticos, les sube la temperatura, es como si estuviera hirviendo, lo que provoca poco agarre en las curvas”.

Con estos resultados, el campeonato de pilotos sigue encabezado por Lewis Hamilton, con 107 puntos, escoltado ahora por Verstappen, con 77, y Bottas, con 73. Mercedes es el mejor equipo, con 180 unidades, seguido de Red Bull, con 113.

La próxima fecha de la F1 se disputará el próximo fin de semana en Barcelona.

Comenta