El nuevo escenario de Don Francisco

A tres años del fin de Sábado Gigante y tras la cancelación de su último programa en Telemundo, el presente televisivo de Mario Kreutzberger transita entre la nostalgia y la incertidumbre. Desde Miami, diversos especialistas analizan cómo el animador chileno más exitoso de la historia se enfrenta a los cambios que hoy vive la industria y el público latino.


Don Francisco ya había enfrentado una situación similar a la que vive actualmente; una relativa incertidumbre respecto a su futuro televisivo. Fue en 2015, cuando Univisión anunció el final de Sábado gigante, cerrando así un ciclo de 53 años al aire con su programa semanal. “Es algo que habíamos hablado hace tres años con Univisión, que este era el momento del cierre de mi ciclo, aunque el programa iba a seguir con otros animadores. Pero la compañía pensó que Sábado Gigante tenía que terminar conmigo”, aseguraba a La Tercera en abril de ese año, agregando: “otra razón tiene que ver con los cambios en la TV. Es difícil mantener un presupuesto de 52 semanas en un programa como éste, que es una gran producción”.

Pero si bien en ese entonces Univisión anunciaba que Don Francisco seguiría en el canal, meses después del final del espacio, el animador chileno fichaba en el rival de la cadena latina en Estados Unidos, Telemundo, anunciando un nuevo programa; un talk show bajo el nombre Don Francisco te invita.

Pero la cadena terminaría repitiendo el discurso del “fin de un ciclo” que antes usó Univisión, pero de forma mucho más prematura: a fines de julio, antes de cumplir dos años al aire, se anunció que el espacio llegará a su fin en diciembre. “Don Francisco es un gran ícono de la televisión hispana y una parte integral de la familia Telemundo, y estamos muy contentos [de] que seguirá trabajando con la cadena y participará en otros proyectos el año que viene, incluyendo varios especiales con invitados de alto perfil”, informó Telemundo a través de un comunicado.

¿Qué pasó? Por un lado están los números. A pesar de un buen inicio en octubre de 2016, Don Francisco te invita comenzó a ceder terreno y a perder la competencia de la franja prime los domingos frente a Univisión.

Pero también, según los que conocen la industria de Miami, el caso representa sólo la nueva norma en la TV norteamericana. “Las cadenas hispanas más grandes del país (Univisión y Telemundo), enfrentan enormes cambios y desafíos desde la llegada de las redes sociales, las plataformas streaming, Netflix, etc., y en este contexto se puede inferir que programas de alto costo, como los que lidera Don Francisco, no resultan viables para las televisoras”, explica Camila Mendoza, periodista chilena del Diario Las Américas, uno de los medios escritos de habla hispana más grandes de Florida. “La televisión se está haciendo de otra manera, con otros costos y bajo otras normas”, agrega.

Una opinión con la que concuerda el periodista de espectáculos colombiano Orlando Segura, quien ha trabajado en cadenas como Univisión y hoy conduce su propio espacio, Código Segura. “Don Francisco es sin duda la estrella número 1 de la televisión hispana en Estados Unidos, y como tal, obviamente debe ser de los rostros más caros de la TV latinoamericana. Y el hacer el tipo de programas que él hace, que es como se debería hacer, debe resultar más caro de lo normal”, explica.

Grethel Delgado, también del Diario Las Américas, interpreta que la decisión, de la cual no se conocen razones oficiales, también puede ser el paso natural de un animador próximo a cumplir 78 años y con una longeva carrera a su haber: “es lógico que un programa con un conductor de avanzada edad vaya marcando su final, para evitar las penosas despedidas. Como en la carrera de los deportistas, es mejor despedirse en el mejor momento para ser recordado de esta manera”.

Un factor clave pareciera ser la búsqueda de las estaciones por una audiencia más joven. “Las cadenas buscan fórmulas de recuperar la audiencia que se han robado las redes sociales y servicios como Netflix, que es la juventud, donde está la mayor cantidad de televidentes”, dice Segura, agregando: “las personas (hispanas) mayores de 25 tienen muy claro quién es Don Francisco, pero los chicos de 17 o 18 no, así como tampoco conocen a Verónica Castro, Selena o Julio Iglesias. No es de su generación. No podemos esperar que él se ponga a cantar reggaetón y busque a los chicos jóvenes. Ese es el problema de la TV: que quieren llegar a todo el mundo y no se puede”.

Camila Mendoza destaca que el chileno “es conocido y reconocido por la comunidad latina. Es alguien que encarna el sueño americano”, pero reconoce que, “los hijos de los latinos, los dreamers y los millennials NO consumen televisión en español en EE.UU. Nuestra audiencia se ha transformado y las necesidades informativas de los latinos han cambiado”.

Por mientras, el animador sigue al aire en Chile con el programa ¿Qué dice el público?, de Canal 13, un programa centrado en la nostalgia, tono similar a su proyecto anterior con el canal de Luksic, Usted no reconoce Chile. Con la señal nacional mantiene contrato de cara a 2019, y si Telemundo mantiene su promesa, aún se le verá en pantalla en ocasiones especiales. “Me proyecto sólo dos años más trabajando en televisión”, decía el animador a La Tercera en 2015. Esos dos años se transformaron en tres, pero quizás algo de razón tenía: Don Francisco sigue en pantalla, pero no tanto como antes.

#Tags


Seguir leyendo