Cadem: 53% respalda estado de emergencia

j

La decisión tiene menos apoyo en la Región Metropolitana. Un 51% se declaró en desacuerdo con la medida de excepción constitucional.




Descontento social. Esa es la respuesta espontánea que sobresale en el sondeo de Cadem que este sábado consultó sobre las razones que explican la jornada de violencia que gatilló que el Presidente Sebastián Piñera decretara estado de emergencia en las provincias de Santiago y Chacabuco y en las comunas de Puente Alto y San Bernardo.

El sondeo -que se aplicó este sábado a 1.002 casos, entre las 9.30 y las 14 horas- revela que un 53% de los consultados en el país respalda la decisión de Piñera de decretar estado de emergencia, delegando el orden público en el Ejército. Mientras que un 46% está en desacuerdo.

La decisión tiene menos apoyo en la RM, donde un 51% se declaró en desacuerdo con la medida, versus un 47% que está a favor.

El sondeo sí muestra un alto respaldo a la evasión del Metro como una forma de protesta ante el alza anunciada por el gobierno en el precio del pasaje. Un 65% declara que es una forma legítima de evidenciar descontento. En tanto, un 31% se declara en desacuerdo.

En contraposición al alto apoyo que tiene la evasión, un 87% se declara en desacuerdo con el uso de la violencia y la destrucción de la propiedad pública.

Otro de los puntos abordados en el sondeo fue la determinación del Ejecutivo de aplicar la Ley de Seguridad del Estado. Al respecto, un 53% se manifestó a favor, mientras que un 43% dijo estar en desacuerdo.

Cadem también pidió a los encuestados calificar las evasiones masivas. Un 61% dijo que cree que son una forma de protesta legítima. No obstante, un 36% respondió que la evasión del Metro es "un acto de violencia y de delincuencia inaceptable".

(Para ampliar la infografía, haz click aquí o en la imagen)

El director de Cadem, Roberto Izikson, recalca que el estudio revela que la violencia es vista como una consecuencia no de la acción delictiva, sino como producto de un descontento general.

"La gente no sitúa la violencia solo como una consecuencia del alza del Metro. Aparecen otros aspectos, como el alza de la luz, las bajas pensiones, los bajos sueldos", sostiene.

Roberto Izikson insiste en que "hace tiempo no se veía tan dividida a la ciudadanía frente a acciones de protesta como estas".

Comenta