El fármaco israelí en la mira del gobierno

A inicios de mes, el Presidente Piñera dijo que había conversado con autoridades de ese país, cuyos laboratorios desarrollan anticuerpos y vacunas contra el Covid-19.




El 7 de mayo pasado, en medio de una reunión con alcaldes de la Región Metropolitana, el Presidente Sebastián Piñera recibió un llamado telefónico del mandatario de Estados Unidos, Donald Trump. Desde La Moneda señalaron que fue el inquilino de la Casa Blanca quien pidió conversar con su par chileno. Su intención era abordar la situación de la pandemia en América Latina producto del Covid-19.

Poco después de la conversación de 15 minutos, fue el propio Piñera quien entregó más detalles de ese diálogo. “Nosotros desde hace mucho tiempo estamos tratando de poner a Chile en posición de privilegio para que cuando haya una vacuna, esa vacuna llegue a Chile en forma oportuna”, comenzó diciendo el mandatario. Ahondando más en ese punto, reveló: “Hemos tomado contacto con los principales proyectos que están avanzando en una vacuna para que cuando esté esa vacuna Chile esté en la ‘pole position’ como se dice en el deporte, y eso lo conversamos con el Presidente Trump, porque él está muy optimista como lo ha dicho públicamente que podamos tener una vacuna antes de lo que muchos esperaban”.

Y tras ello, Piñera dio señales de las iniciativas que La Moneda tendría en su radar. “Además de la vacuna, es muy importante los tratamientos terapéuticos y usted sabe que los laboratorios americanos están invirtiendo enormes cantidades de recursos en tener una vacuna y tratamientos terapéuticos, y esas cosas conversamos con el Presidente Trump. Al igual como lo hemos conversado con otros países como Israel, el Reino Unido, que también avanzan en esa materia”, reconoció.

Foto: AgenciaUno

Al respecto, fuentes consultadas por La Tercera aseguran que el gobierno estaría en contacto con Israel, si bien desde la Cancillería sostienen que por ahora no ha habido conversaciones sobre el tema. La embajada israelí en Santiago señaló a este medio que solo podía confirmar lo que declaró el Presidente Piñera, que comentó que su gobierno había contactado a Israel por el tema de soluciones al Covid-19.

Con todo, en La Moneda apostarían a la “sorpresa” que los israelíes podrían dar con sus investigaciones para encontrar un antídoto contra el coronavirus. Y esta novedad apuntaría al desarrollo de un medicamento, el que podría estar listo antes que una vacuna.

Según las fuentes consultadas por este medio, la investigación israelí en la mira sería la que lleva a cabo el Instituto de Investigación Biológica de Israel (IIBR), que a comienzos de mes anunció el desarrollo de un “anticuerpo neutralizante monoclonal” contra el SARS-CoV-2, que “puede neutralizarlo dentro del organismo de sus portadores”.

FOTO: AFP

Como “un avance significativo en la búsqueda de un antídoto para el coronavirus". Así calificó el ministro de Defensa israelí, Naftali Bennett, el desarrollo de este anticuerpo. “Este es un hito importante, que será seguido por una serie de pruebas complejas y un proceso de aprobaciones regulatorias”, dijo el ministerio de Defensa israelí, al que está adscrito el IIBR, uno de los laboratorios con más experiencia en defensa frente a armas biológicas. “Dicho esto, los científicos del instituto creen que la naturaleza de este avance podría conducir a un acortamiento del proceso, que podría extenderse durante varios meses”, agregó.

El IIBR dijo que el nuevo anticuerpo fue producido a partir de plasma tomado de pacientes y animales recuperados. El anticuerpo aislado por el instituto es monoclonal, lo que significa que es un derivado de una sola célula recuperada y, por lo tanto, es potencialmente más potente para proporcionar un tratamiento, destacó el diario israelí Yedioth Ahronoth. Al respecto, el Ministerio de Defensa israelí indicó que “el anticuerpo es monoclonal, nuevo y refinado, y contiene una proporción excepcionalmente baja de proteínas dañinas; puede neutralizar el coronavirus”. Asimismo, explicó que se “probó específicamente en el SARS-CoV-2”. “Basado en publicaciones científicas de todo el mundo, parece que el IIBR es la primera institución en lograr un avance científico que cumple los tres parámetros antes mencionados simultáneamente”, destacó.

Investigadores del IIBR, una unidad que trabaja bajo la Oficina del Primer Ministro, en Ness Ziona, señalaron que ya concluyó la etapa de desarrollo del anticuerpo y que ahora procederán a realizar más experimentos, clonación y registro de patentes. Después, planean recurrir a compañías internacionales para elaborar el anticuerpo en cantidades comerciales. Poco después del anuncio, Bennett, citado por el diario The Jerusalem Post, informó que el IIBR había presentado solicitudes de patente para ocho tipos de anticuerpos.

Varias compañías farmacéuticas como la británica AstraZeneca y la estadounidense Eli Lilly han apostado por los anticuerpos monoclonales para desarrollar tratamientos contra el Covid-19. La más adelantada hoy, según el diario La Vanguardia, es la norteamericana Regeneron, que anunció que iniciará ensayos clínicos en junio y prevé tener cientos de miles de dosis disponibles a fines del verano boreal.

Al margen de esta línea de investigación basada en utilizar los anticuerpos como fármacos que impiden que el patógeno entre en las células y las infecte, el IIBR anunció en abril que comenzó a probar un prototipo de vacuna del coronavirus en roedores. Incluso, el laboratorio planearía abrir la primera instalación de producción de vacunas del país en la ciudad israelí de Yeruham, en asociación con una empresa farmacéutica internacional, indicó el portavoz del consejo local de esa urbe. Según la prensa local, actualmente se estaría negociando con dos de las mayores farmacéuticas mundiales, una de India y otra de EE.UU.

Pero el IIBR no es el único equipo de investigación israelí tras una vacuna contra el Covid-19. MigVax, con sede en Kiryat Shmona, tenía previsto iniciar este mes una evaluación de seguridad y eficacia en roedores, un poco antes de comenzar ensayos en humanos durante los meses del verano boreal.

Comenta