Bullying escolar 2018: 2.700 denuncias de acoso físico y psicológico se recibieron hasta septiembre

Autor: Ivonne Toro

Escolares en Santiago

El consolidado de todo el año está en plena elaboración, pero hasta ahora la tendencia indica que en el 59% de los casos ha existido maltrato físico y en el 41%, psicológico. Aquí se incluyen más de 200 casos de cyberbullyng como el que sufrió la adolescente Katy Winter.


Carola hoy no tiene matriculada a su hija A, de 16 años, en ningún establecimiento educacional. A fines de 2018, terminó abruptamente su vínculo como apoderada del Colegio Josefino Santísima Trinidad de Providencia luego de más de un año de haber dado aviso de que A sufría bullying y que ello había derivado en tendencias suicidas.
En septiembre de 2018, dio cuenta vía web de la situación a la Superintendencia de Educación y denunció el mal manejo que, a su juicio, había tenido el recinto, que derivó en un problema con quien era la profesora jefe de su hija.

Se activó entonces un protocolo, que incluyó una fallida mediación, pero no sirvió de mucho. En noviembre, Carola retiró a A del colegio y esa misma jornada se enteró de que una compañera había subido a Instagram un vídeo atacando a su hija: “la sensación que tengo es que el sistema opera como si se tratara de la devolución por garantía de un producto. Se cumplen los plazos, pero el tema es muy complejo y no se aborda de buena forma”, asegura.

Carola realizó uno de los más de 10 mil reclamos que recibió desde todo Chile la Superintendencia durante los tres primeros trimestres del año 2018, y que abarcan distintas temáticas como denuncias por infraestructura o agresiones de apoderados a profesores. De todas estas denuncias, 2.754 corresponden a acusaciones de bulliyng, es decir, acoso entre alumnos, como el que afectó a A, quien además habría sido víctima de maltrato por parte de una docente. Los números dan cuenta de que en promedio, se recibieron 12 denuncias por día.

La definición oficial de bullying habla de “toda acción u omisión constitutiva de agresión u hostigamiento reiterado, realizado fuera o dentro del establecimiento educacional, por estudiantes en forma individual o colectiva, valiéndose para ello de una situación de superioridad o indefensión del afectado, provocando maltrato, humillación o temor, ya sea por medios tecnológicos o cualquier otro” y lo distingue de una pelea o conflicto puntual entre pares.

El consolidado del último trimestre –octubre a diciembre-, está en plena elaboración, pero hasta ahora la tendencia indica que en el 59% de los casos ha existido maltrato físico y en el 41%, psicológico, con cifras hasta septiembre de 1.634 y 1.120 denuncias, respectivamente. En cuanto al cyberbullying, que incluye desde la creación de perfiles falsos a la difusión de videos privados, hubo 278 acusaciones. Fue este último el que afectó, por ejemplo, a la estudiante del colegio Nido de Águilas, Katherine Winter, quien decidió quitarse la vida el 22 de mayo del año pasado. Ese mes fue además complejo  a raíz del estreno de la segunda temporada de “13 Reasons why”, que elevó de 4 atenciones en una hora a 40 en la Fundación Todo Mejora, dedicada a este asunto.

Respecto de la distribución nacional, la mayor parte de los casos se concentra en la Región Metropolitana, con 1.136 causas; Valparaíso, con 351; y Bío Bío con 294.

El superintendente Sebastián Izquierdo explica que el proceder de la institución que dirige tiene distintos pasos: “lo primero que se hace es recabar la mayor cantidad de antecedentes posibles para poder conocer bien lo ocurrido. Esto considera desde la información entregada de quien hace la denuncia, hasta las medidas adoptadas por el establecimiento frente a dicha situación. Una vez que contamos con la información suficiente, se realiza un análisis de los antecedentes entregados para determinar si el establecimiento ajustó o no su actuar a la normativa educacional. Si se determina que existió una vulneración de derechos, se realiza una visita en terreno, gestión que concluye con un acta de fiscalización y, eventualmente, con la resolución final del caso. Si no existe una vulneración de derechos del afectado, es posible optar por una alternativa más conciliadora, como lo es la instancia de la Mediación, la cual permite encontrar una solución conjunta”.

El riesgo de suicidio

Los datos sobre bullying, solicitados por La Tercera PM dan cuenta de la magnitud de un problema que preocupa a las autoridades por su impacto en sí mismo, pero también por su repercusión en quienes son víctimas de maltrato. Tal como publicó este medio, de los 13 casos de suicidio escolar registrados en 2018 en la Región Metropolitana, más de la mitad estuvieron vinculados a episodios de acoso entre estudiantes.
De hecho, los datos del Minsal revelados ayer muestran que el suicidio -después de accidentes- es la segunda causa de muerte en niños y adolescentes entre 8 y 18 años, al punto de que la autoridad sanitaria registró 1.030 muertes por lesiones autoinfligidas en ese grupo etario.

Por lo mismo, Salud está ad portas de lanzar una Guía de Prevención del Suicidio para implementar al interior de los colegios y desde el Mineduc se han agregado al calendario escolar actividades como el Mes de la Convivencia.

Seguir leyendo