Cambios en Reino Unido: El rock británico se rebela contra Boris Johnson

Imagen 2018-04-10-PHOTO-00000004

El líder de Radiohead, Thom York y el guitarrista de The Smiths, Johnny Marr, lanzaron duros dardos contra el flamante premier conservador.




"Que se joda el gobierno, que se joda Boris", escribió con furia en Twitter el rapero británico Stormzy, luego que se conociera que Boris Johnson sería el nuevo primer ministro británico. "Bojo", como se le conoce coloquialmente, fue investido hoy por la Reina Isabel II como primer ministro en el Palacio de Buckingham y luego se dirigió hasta el número 10 de Downing Street para dar su primer discurso, en el que reafirmó que se deben preparar para una salida de Reino Unido de la Unión Europea sin acuerdo, aun cuando es algo que –dijo- no le gustaría que ocurriera.

Esto ha provocado el enojo de la escena del rock británico, cuyos máximos representantes descargaron su malestar en las redes sociales. Fue el caso del vocalista de Radiohead, Thom Yorke, que optó por un simple "jódete" y una imagen de pantalla de una carta de la época escolar de Johnson en el exclusivo colegio Eton –donde asisten los miembros de la realeza británica- en la que se criticaba "su despreocupada" actitud hacia los estudios. Aunque Johnson ha sido descrito como una persona muy inteligente, tiene una reputación de ser despreocupado y una suerte de bufón. En su época escolar se destacó por ser una estudiante muy gracioso.

[caption id="attachment_751971" align="alignnone" width="600"]

Boris Johnson en su época universitaria en Oxford. FOTO: REUTERS[/caption]

https://twitter.com/thomyorke/status/1153628008042893312

Quien tampoco se quedó atrás fue Tim Burgess de The Charlatans, ya que en una suerte de presagio hace cuatro años escribió: "En algún punto en el futuro: el Presidente Trump se sentará en su jacuzzi de mármol y hablará por video conferencia con el primer ministro Boris Johnson".  Así, cuando ayer se conoció la noticia de la elección de Johnson señaló: "Oh no. Hice una predicción hace cuatro años y se acaba de hacer realidad.

https://twitter.com/Tim_Burgess/status/1153622112302706688

En los días previos a que se conociera el resultado de las elecciones del Partido Conservador, el guitarrista de The Smiths y actual solista, Johnny Marr, hizo una advertencia ante la llegada de Johnson al poder. "Deseo que las personas dejen de referirse a Boris como si fuera un divertido y adorable personaje. Deberían referirse por su nombre completo. Ese es el imbécil de Boris Johnson".

Mientras que, según la revista NME, afuera de Downing Street unos manifestantes pusieron la canción de Muse, Uprising (levantamiento popular) para mostrar su descontento.

¿El regreso del punk?

"Apuesto que si The Clash aun estuvieran acá sabría más del Brexit", escribió con pesar el columnista del portal satírico dedicado al punk The Hardtimes,  Bobby D. Lux.

Su lamento hacía referencia al complejo proceso que ha significado el Brexit, que fue votado a favor en un referendo en junio de 2016, y que no se ha podido concretar porque el acuerdo Londres negoció con Bruselas en noviembre del año pasado no ha sido ratificado por la Cámara de los Comunes. Esto llevó a que Theresa May renunciara a su cargo de primera ministra, al no poder llevar adelante la misión que  se le encomendó de cumplir con el Brexit. El proceso es tan complejo e intrincado que existe una confusión en la población sobre qué es lo que ocurrirá.

"Joe Stummer (de The Clash) haría comprensible este asunto de acuerdo, no acuerdo, voto de confianza, Brexit duro, Brexit blando. ¿Y qué está haciendo la Reina cuando pasa todo esto? The Clash sacaría un álbum matador y todo tendría sentido", dice con ironía Lux.

[caption id="attachment_751871" align="alignnone" width="600"]

AFP[/caption]

Pero su queja tiene una reflexión no menor, ya que las raíces del punk se encuentran en el descontento social. De hecho, Johnny Rotten con los Sex Pistols irrumpieron en 1976 justo en momentos que el entonces primer ministro laborista James Callaghan (1976-1979) tuvo que ir a rogar por un paquete de ayuda al Fondo Monetario Internacional de US$ 3.900 millones. Para otros, el punk irrumpió en el "Invierno del Descontento", que se refiere al período entre 1978 y 1979, en el que se produjeron una serie de movilizaciones de los sindicatos por mejoras salariales, una alta inflación, basura en las calles, entre otras dificultades.

"El punk está atado a la conciencia nacional británica. Definido como una derivación de la música rock más ruidoso, rápida, agresiva, que es capaz de encapsular los ánimos del día a través de sus agudos riff de guitarras, los solos de baterías y las voces agresivas", escribió el columnista Oliver Ward en la revista Prospect.

En ese sentido, la publicación señala que como el país se encuentra sumido en una profunda crisis política, considerada una de las mayores de su historia, existe una escena incipiente de bandas punk, que quizás puedan llegar a explicar el complejo proceso que se avecina.

Comenta