Caso cuadernos perdidos de Nicanor Parra: justicia no admite acusación de Colombina contra César Soto

Nicanor Parra

Nicanor Parra

En enero de 2018, la hija del poeta y su nieto Cristóbal Ugarte presentaron una querella por receptación contra el coleccionista, a quien le adjudicaban "apropiaciones indebidas" de manuscritos de Parra. Sin embargo, la justicia declaró que la denuncia es inadmisible. Además, sigue en curso la demanda de nulidad del testamento.




Dos semanas antes que muriera Nicanor Parra, el lunes 8 de enero de 2018, su hija menor, Colombina, junto a su nieto, Cristóbal Ugarte, interpusieron una querella, en el Octavo juzgado de Garantía de Santiago, contra César Soto. Paralelamente, en la prensa aparecieron varios artículos relacionados con los supuestos "cuadernos perdidos" del creador de Poemas y antipoemas.

En tanto, el poeta y reconocido librero y bibliófilo César Soto fue acusado por el delito de receptación, en una querella presentada el 8 de enero de 2018, por el abogado Luis Valentín Ferrada. En la acusación, de 22 páginas, se apuntan "claros abusos de confianza" del coleccionista hacia el Premio Cervantes 2011, lo que produjo "apropiaciones indebidas y sustracciones ilegales". Precisamente, se referían a manuscritos, documentos, artefactos literarios o artísticos "escrituras, pensamientos escritos, papeles íntimos o inéditos".

César Soto fue cercano a Nicanor Parra. Lo conoció en 1968 en un taller literario que el antipoeta dictaba en el Instituto Pedagógico de la U. de Chile. Incluso en 1982, bajo el sello de su propiedad, América del Sur, publicó Poema y antipoema a Eduardo Frei.

[caption id="attachment_908673" align="aligncenter" width="461"]

César Soto

El poeta, librero y bibliófilo César Soto, quien conoció a Parra en 1968.[/caption]

La querella, que ya cuenta con una resolución judicial, se une a otra en curso, que fue presentada cinco meses después de la muerte del autor de los Artefactos. Los dos hijos mayores, Alberto y Catalina, interpusieron en junio de 2018 una demanda por nulidad del testamento dejado por Nicanor Parra, en el 24 Juzgado Civil de Santiago. Los demandados son sus hermanos menores: Francisca, Ricardo "Chamaco", Colombina y Juan de Dios.

La última sentencia de este conflicto tiene que ver con la labor de albacea de Colombina. A mediados de octubre, la justicia ratificó el fin de su rol de albacea y designó un administrador para la herencia, quien deberá rendir cuentas de los gastos.

Declaraciones públicas

En febrero de 2018, un mes después de que Colombina Parra y Cristóbal Ugarte presentaran la querella contra César Soto, el poeta y librero dio una entrevista a The Clinic. Allí dijo que visitó a Parra en 2016: "Él estaba muy contento y agradecido. Nicanor sabía que yo había coleccionado su obra, sus libros, y que era un bibliógrafo de sus trabajos", contó.

En la querella se citan otras entrevistas a Soto. Una apareció en el diario La Segunda, en mayo de 2017, donde dijo: "Tengo la mayor colección de originales de Parra del mundo". Y agrega parte de ese artículo donde Soto señaló que "tengo todos los manuscritos que muestran cómo se gestaron los antipoemas".

También se cita un reportaje de La Tercera de 2014, donde se comenta que Soto "es dueño de un cuaderno universitario de Mecánica Racional, aparentemente de los años 40, que empieza con fórmulas matemáticas para seguir con un centenar de poemas, casi todos inéditos".

Luego señala la querella que el señor Soto "a juzgar por sus propias declaraciones públicas, mejor podemos identificar como poseedor por receptación de los objetos, documentos, manuscritos y libros sustraídos a nuestro padre".

Sin embargo, a más de un año de la presentación de la querella, el pasado 22 de octubre, el Ministerio Público, a través del Octavo juzgado de Garantía de Santiago, declaró inadmisible la querella. Por lo tanto optó en no perseverar en ella. A cargo de la audiencia estuvo la magistrado Patricia Ibacache y el fiscal Ramón Riff.

Ante la determinación judicial, César Soto señaló a La Tercera: "Mi opinión es que en Chile las instituciones funcionan y que todos somos iguales ante la ley". Mientras que el abogado Luis Valentín Ferrada no estuvo disponible para referirse al tema.

Comenta