Caso de violación a menor de 14 años con seis meses de embarazo abre el debate sobre el aborto en Bolivia

FOTO: AP

La niña llegó al hospital con 26 semanas de embarazo para realizarse el procedimiento, que es legal en casos de abuso sexual sin límite en la gestación. Sin embargo, los médicos hicieron caso omiso durante días y tras llevar a cabo el aborto el bebé nació prematuro.




A la maternidad del hospital Percy Boland, en Santa Cruz, llegó una niña de 14 años con 26 semanas de gestación para acogerse a la figura de la Interrupción Legal del Embarazo (ILE) después de ser abusada sexualmente por un hombre de 43 años, dueño del restaurant donde ella trabajaba. A pesar que el aborto es legal en Bolivia en casos de violación, los médicos de turno presentaron una "objeción de conciencia", por lo que el procedimiento se postergó un par de días, hasta que finalmente lo realizaron, pero el bebé nació prematuro.

El caso instaló el debate sobre el aborto en Bolivia, especialmente ayer, cuando el ministro de Justicia y abogado constitucionalista, Héctor Arce, señaló que "es inconcebible que se 'interrumpa' un embarazo a más de seis meses de gestación. Ahora es deber de los médicos y del Estado defender la vida de un ser humano vivo y titular de Derechos". Según Arce, el Código del Sistema Penal estableció un límite en la interrupción de un embarazo, pero fue derogado por una movilización de médicos bolivianos, por lo que quedó sin efecto. Así, existe un "vacío legal" que debe ser estudiado.

Sin embargo, según la normativa boliviana en el marco de la sentencia del Tribunal Constitucional emitida en 2014, cuando un embarazo es producto de un delito de "violación, estupro, incesto, y pone en riesgo la vida y la salud de la mujer" se puede recurrir a un aborto legal.

La recién nacida, de 1,1 kilos, permanece desde la semana pasada en cuidados intensivos en incubadora en la Unidad de Neonatología, mientras la familia de la menor señaló que la niña no contó sobre el embarazo hasta que fue notorio porque el presunto autor de violación agravada, identificado como Richard P.Q y que permanece en prisión preventiva, la amenazaba con matar a sus padres dado que "ella ni siquiera entendía que estaba embarazada", por lo que no quieren al bebé. El abusador arriesga hasta 25 años de cárcel.

El titular de Justicia sostuvo hoy que "no es necesario poner en riesgo una vida. Pese a las circunstancias en las que haya sido concebida", por lo que "un ser humano que tiene derecho a tener una familia por la vía de la adopción". De esta manera, las autoridades han respaldado la posición de los médicos del hospital cruceño, lugar donde la familia de la niña presentó un pedido escrito de aborto por violación al director del centro, Federico Urquizu, y que fue "rechazado" por la junta médica del establecimiento dado que "el tiempo para la interrupción del embarazo había excedido el término".

A pesar de la ley, los médicos informaron de los riesgos del procedimiento a la familia y residentes. Dado el rechazo de los titulares de turno, suministraron los medicamentos a la menor para el aborto, pero en medio de discusiones dentro del hospital por el caso, los pediatras señalaron que "pese a que se realice la interrupción del embarazo, el bebé va a nacer vivo. Ya es un embarazo avanzado".

El fiscal de Santa Cruz, Mirael Salguero señaló que está "en desacuerdo con el aborto, porque la chica tenía seis meses de embarazo, casi llegando al final de la gestación. Por más que haya sido producto de una violación tan reprochable, estamos frente a una vida que estaba pronta a nacer".

Sin embargo, Salguero confirmó que la ley no establece un límite para realizar el aborto en estos casos. "Antes, había que buscar una resolución del juez, pero hasta obtenerla, el bebé ya estaba por nacer. Para evitar aquello, la jurisprudencia corrigió que con solo la denuncia se puede practicar el aborto. No dice hasta qué mes o semana de la gestación pero, por un sentido común, tendría que ser hasta la décima o duodécima semana, porque más allá el feto está completamente formado", sostuvo el fiscal cruceño.

"El tema no ha generado mayores repercusiones pues los temas de campaña, corrupción y sobretodo narcotráfico han invisibilizado los feminicidios, violaciones y el caso del aborto practicado. Las denuncias de narcotráfico han venido acompañadas de acciones gubernamentales para evitar hablar o desviar hacia otra agenda. recién se conoció que ocurrieron 47 feminicidios", sostiene a La Tercera el analista político Carlos Cordero.

La menor que podría recibir el alta médica hoy, según el diario El Deber, se habría intentado suicidar, por lo que los médicos diganosticaron un cuadro de depresión. La mayoría de los países de América Latina y El Caribe mantienen leyes restrictivas sobre el aborto. Según el diario El País, en seis países, como El Salvador, Nicaragua, Honduras, Haití, Surinam y República Dominicana, la interrupción del embarazo no sólo no es legal, sino que es un delito. Mientras que en Colombia, Bolivia, Brasil,  México, Ecuador, Chile, Argentina y Colombia hay excepciones por caso de violación.

Comenta