Coquimbo, Atacama, Valparaíso y Biobío: las regiones que preocupan al Rechazo

Si bien en la derecha todos reconocen que la Región Metropolitana será la madre de todas las batallas por el plebiscito de salida, hay otras regiones que preocupan. Así vislumbran algunas zonas del norte tradicionalmente de izquierda, mientras que en el resto de Chile Vamos se asume que ganarán en lugares como La Araucanía y Tarapacá.


Hasta la cafetería del Senado en Valparaíso llegó la semana pasada un experto en métricas electorales. Ahí, le expuso a los senadores RN Francisco Chahuán, Paulina Núñez y Kenneth Pugh los números del Rechazo en las distintas regiones del país.

Durante los últimos días en Chile Vamos han estado mirando las cifras en cada zona. Conscientes de que la Región Metropolitana es donde estará el mayor desafío, en la oposición saben que hay zonas donde se peleará voto a voto. Y es ahí donde justamente han querido poner las últimas fichas. Por ejemplo, dos regiones importantes y complejas para el Rechazo la de Valparaíso y Biobío. Ambas cuentan con un gran caudal de votos: según datos del Servicio Electoral (Servel), en Valparaíso son 1.636.837 electores y en Biobío 1.344.181. Y lo que preocupa en Chile Vamos es que dos alcaldes de la primera zona -Jorge Sharp (Independiente; Valparaíso) y Macarena Ripamonti (RD; Viña del Mar)- están activamente por la opción Apruebo.

Sin embargo, en el último tiempo comenzó a crecer la preocupación por otras zonas. Una de ellas es la Región de Coquimbo (639.634 electores) y la Región de Atacama (241.555 electores), lo que llaman en la oposición como “regiones de izquierda”. Coquimbo, por ejemplo, tiene solo dos alcaldes de Chile Vamos de un total de 15 jefes comunales. De hecho, en el pasado plebiscito de entrada Atacama y Coquimbo fueron los lugares donde menor votación tuvo el Rechazo (13,73% y 15,39%, respectivamente).

Sin embargo, el despliegue del senador por la IV Región, el DC Matías Walker, quien también va por el Rechazo, es visto desde los partidos de centroderecha como un factor que podría amortiguar las posibilidades del Apruebo.

En la oposición han planeado que esta semana -que es distrital para los parlamentarios- sea clave para la campaña en terreno.

Las zonas fuertes del Rechazo

En contraste, en Chile Vamos afirman que hay territorios donde tendrían mayor ventaja. Una de esas zonas, por ejemplo, es La Araucanía, donde la derecha -con un discurso duro en cuanto a la violencia en la zona- ha crecido en los últimos años en términos de representación parlamentaria. Los argumentos que la oposición ha reforzado ahí -además de sus críticas a la plurinacionalidad y al pluralismo jurídico-, es que la propuesta de nueva carta fundamental elimina el estado de excepción, lo que podría dejar desprotegida a la zona de futuros ataques. En el pasado plebiscito de entrada, en La Araucanía se impuso el Apruebo por 66,88%, perdiendo el Rechazo con el 33,12% de los votos. De todas las regiones del país, esa fue la que más sufragios tuvo para el Rechazo.

Otro lugar donde apuestan a un buen resultado para el Rechazo, son en algunas zonas del norte afectadas por problemas de inmigración no regulada, como las regiones de Arica y Parinacota, Tarapacá y Antofagasta. Ahí, Chile Vamos ha planteado la idea que la propuesta de nueva Constitución los afecta en temas de inmigración, como por ejemplo el artículo 71 que establece que “ninguna persona solicitante de asilo o refugiada será regresada por la fuerza al Estado donde corra riesgo de persecución”, algo a lo que los dirigentes de derecha se han referido a que impediría “expulsar delincuentes”.

Por esas zonas también ha habido despliegue. De hecho, hace un par de semanas atrás se trasladaron los alcaldes de Providencia, Evelyn Matthei (UDI), y de Puente Alto, Germán Codina (RN), acudiendo a zonas como Colchane. Y esta semana, los senadores DC por el Rechazo Matías Walker y Ximena Rincón visitaron estas mismas regiones: ayer estuvieron en Antofagasta y hoy en Chañaral (Región de Atacama), mientras que Walker anduvo el domingo por Coquimbo.

Con todo, en la derecha reconocen que en la Región Metropolitana tienen desafíos pendientes, particularmente en distritos de zonas populares como el 8 (Maipú, Pudahuel y otras comunas) y el 12 (Puente Alto, La Florida, y otras comunas).

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.

Los “desaparecidos no localizados” se dispararon de 265 a 10.366en 2021, acumulando un total de 108 mil casos desde 1964.