Cruz-Coke vs Hutt: Lo que se disputa en la interna de Evópoli

Ambos son las principales cartas para presidir el partido, pero el consejo general del pasado domingo definió postergar las elecciones de agosto para fines de año a la espera del plebiscito de salida. Esta carrera podría definir si el partido se inclina hacia una derecha más conservadora o a una más cercana al centro.




Como una medición de fuerzas fue visto el consejo general de Evópoli del domingo pasado, donde se debatió adelantar o postergar las elecciones internas de la tienda, inicialmente fijadas para agosto.

Entre algunos adherentes de la exministra Gloria Hutt, quien es una de la cartas para liderar la colectividad, querían que se movieran para junio, mientras que los promotores de la postulación a la jefatura partidaria del senador Luciano Cruz-Coke, preferían correrla para octubre, después del plebiscito de salida.

Finalmente la opción para trasladar los comicios internos a fin de año, que acomodaba a los seguidores de Cruz-Coke, primó, con un estrecho resultado de 51,25% contra 48,75%.

La votación fue un reflejo de cómo ambas cartas disputan, “codo a codo”, los apoyos en esa tienda en la competencia interna que definirá quién sucederá a Luz Poblete, hoy timonel interina, en la presidencia del partido.

Si bien la discusión se congeló por unos meses, lo cierto es que los adherentes de cada bando siguen sacando cálculos de esta incipiente carrera, tratando de proyectar lo que se juega el partido en estos meses.

La elección debiera, a juicio de algunos militantes, transformarse en un intento para potenciar a un partido, que según la visión de ciertos dirigentes, ha disminuido su influencia con el tiempo.

Aunque en las últimas parlamentarias aumentó sus senadores de uno a tres, sufrió la reducción de sus diputados de seis a cuatro. Una de las derrotas más sentidas fue la candidatura a diputado del anterior presidente Andrés Molina, quien renunció el pasado domingo a su cargo partidario. Todos estos resultados, han dejado a la colectividad estancada en su crecimiento, lo que acentúa que sigan siendo vistos como un partido chico de Chile Vamos, frente a la hegemonía que históricamente se han disputado RN y la UDI.

Además, a Evópoli le pesa haber sido el partido que más adherentes a favor del Apruebo tuvo en el pasado plebiscito constitucional, de octubre de 2020, en un escenario en que ahora la derecha en su mayoría se volcará por el Rechazo.

Otro de los problemas del partido es que en las presidenciales se reflejó que en Chile emergieron con más fuerza liderazgos de derecha dura -como el excandidato presidencial José Antonio Kast del Partido Republicano- en desmedro de opciones de una derecha más de centro, como la que promovía Evópoli. De hecho, las últimas elecciones abrieron un debate si la colectividad debiera abandonar la idea de autodefinirse con un apellido, como centrista o liberal, para marcar diferencias con sus aliados del sector.

Los análisis internos que existen en la mesa directiva indican que la disputa entre Hutt y Cruz-Coke definirá hacia qué lado de la derecha se volcará el partido. El senador es visto como alguien de una corriente más conservadora, de hecho votó por el Rechazo, mientras que la exministra es un referente más liberal, al punto que no votó por José Antonio Kast en el pasado balotaje.

“En todos los procesos internos, efectivamente se genera división. Pero en la práctica, esas distintas alternativas que pueden existir para liderar el partido tienen un mismo objetivo: representar los principios y valores de Evópoli”, dice el diputado Jorge Guzmán.

Mientras que Luz Poblete agrega que “el mismo contenido de la constituyente va a ser una tremenda oportunidad para volver a nuestro origen de causas y banderas liberales. Eso se dará al mismo tiempo de una discusión, que se puede dar en las internas, respecto de cuáles son las ideas de la libertad que tenemos que defender”.

En Evópoli sostienen que es Hutt la más entusiasta con la interna, pues ella no tiene problemas en reconocer que quiere ser candidata, mientras que Cruz-Coke no ha oficializado su candidatura todavía.

En el caso de la exministra, por estos días se encuentra estudiando los temas constitucionales de cara al plebiscito de salida, ya que saben que será un tema crucial durante las internas. Dentro de las ideas fuerzas de su candidatura, explican sus cercanos, pretende reforzar la conducción para planear una estrategia integral y de largo plazo pensando en las elecciones municipales del 2024 y en las presidenciales del 2025. A su opción se asocian algunos liderazgos como los exministros Gonzalo Blumel e Ignacio Briones.

Mientras que Cruz-Coke, por ahora, estará enfocado en el plebiscito de salida, ya que planea tener un rol en ese referéndum. En Evópoli afirman que en caso de no llegar a ser el timonel del partido, de todas maneras aspirará a tener un rol articulador dentro del Senado. Cruz-Coke es visto como cercano a otras figuras de Evópoli, como el expresidente del partido, Andrés Molina.

Otra voces como la exministra Pauline Kantor creen que la interna podrá ser un proceso de volver a impulsar al partido: “Siempre uno tiene que estar en una constante autocrítica. Los liderazgos y directivas se tienen que renovar y para las elecciones de fin de año justamente tienen que tomar esos aprendizajes que se han ido haciendo en estos últimos dos años”.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.