¿Cuántas listas para la constituyente? ¿Primarias convencionales para gobernadores y alcaldes? El dolor de cabeza sin resolver de la oposición

Esta mañana el PC y la FRVS hicieron un llamado a toda la oposición a realizar primarias abiertas convencionales para la elección de gobernadores regionales, siendo acusados de una “frescura” desde otros partidos. En tanto, el Frente Amplio acordaron una lista “unitaria” para la convención constitucional, pero sin resolver aún si esta se plasmará en una o más nóminas.




¿Con cuántas listas enfrentará la oposición la elección de constituyentes? ¿Hay espacio para una sola nómina? Y, en el caso de las elecciones municipales y de gobernadores regionales, ¿se lograrán acordar primarias convencionales para zanjar candidaturas unitarias? Esas son algunas de las interrogantes que, a un mes del plebiscito, aún siguen rondando en la oposición.

Desde ese 25 de octubre, en la centroizquierda han estado analizando cómo enfrentar el resto de los desafíos del proceso constituyente, además de las discusiones que quedaron pendientes en relación a la negociación para las elecciones municipales y de gobernadores regionales. Temas que no son fáciles de resolver, dicen en el sector, debido a las distintas tensiones y diferencias que se han profundizado luego de las fallidas conversaciones para acordar primarias, que terminaron con el sector dividido en dos pactos.

Para todo esto, además, tienen una fecha límite: la inscripción de candidatos para esas elecciones el 11 de enero de 2021.

Primarias convencionales

Esta mañana Unidad por el Cambio, el conglomerado conformado por el Partido Comunista y la FRVS, hizo un llamado a concordar primarias convencionales abiertas de toda la oposición para la elección de gobernadores regionales. Tras presentar un listado de candidatos para esos comicios, desde el bloque insistieron que “no podemos permitir que la derecha, siendo minoría, se instale en muchas regiones”.

Esto pese a que ellos no se sumaron el pasado 30 de septiembre a ninguno de los pactos que inscribieron primarias para dichos comicios, negociación que terminó con el PRO uniéndose a la ex Concertación (Unidad Constituyente) y al Frente Amplio en una lista paralela.

“Esta propuesta unitaria, junto a la presentación de nuestras candidaturas, lo hacemos con la esperanza de llegar a acuerdos en algunas regiones para primarias convencionales u otras formas de acuerdo para candidatos unitarios”, sostuvo esta mañana el presidente del PC, Guillermo Teillier.

Es precisamente esta una de las situaciones más complejas para la oposición. Por ejemplo, en la Región Metropolitana la centroizquierda podría terminar presentando cuatro candidatos para las elecciones de abril: el ganador de las primarias de Unidad Constituyente; el ganador de las primarias del Frente Amplio; el representante del Partido Humanista, Pablo Maltés; y el candidato de Unidad por el Cambio, cuyo nombre se presentará en los próximos días.

La situación está lejos de generar coincidencias. En el caso de las primarias -que se realizarán el próximo 29 de noviembre- algunos dirigentes ya apuntan a que el ganador, de estas elecciones previas para gobernador de la Región Metropolitana, que obtenga más votos entre los dos bloques que concurrirán (Unidad Constituyente y el FA) se convierta de inmediato en la carta única del sector. Sin embargo, ya varios han descartado esta opción.

En ese sentido, sobre la propuesta del PC y el FRVS, el presidente de la DC, Fuad Chahin, sostuvo que era una “frescura”.

“A mí me parece una frescura, ellos no quisieron participar en las primarias legales, entonces creo que es una maniobra comunicacional. Los únicos que tenemos primarias legales es la Unidad Constituyente en las 16 regiones. Ellos quisieron blindajes, pactos por omisiones, se quedaron fuera y hoy esto es más bien una maniobra comunicacional que no tiene ningún sentido”, dijo el timonel partidista.

Donde si hay algo más de avance es en el caso de las municipales. Ahí en la oposición ya se analiza la opción de realizar primarias convencionales en comunas como Ñuñoa, La Reina, Providencia, entre otras, el 6 o el 13 de diciembre.

Sin embargo, una vez más, ya han habido algunos topes en esas negociaciones. Según conocedores de las conversaciones, aún no está completamente definido el criterio con qué aplicarán ese mecanismo. Es decir, si lo harán en comunas donde gobierna la derecha; en donde haya alcaldes con límite a la reelección; o si también lo harán en localidades donde hay ediles de la centroizquierda.

¿Lista unitaria, lista única o dos listas?

Asimismo, otro tema que en la centroizquierda aún no le ven solución es cómo enfrentar la elección de los miembros de la convención constitucional. Y si bien en los últimos días en algunos bloques, como el Frente Amplio, han acercado posiciones sobre este tema, en el escenario global de la centroizquierda están lejos de alcanzar un acuerdo.

En ese bloque, por ejemplo, hoy impulsan la creación de una “lista unitaria” que albergue a un gran amplio arco del sector. “La voluntad del Frente Amplio es avanzar en una lista unitaria de la oposición, con programa y reglamento común, y en conjunto con las organizaciones sociales y los partidos políticos que empujan transformaciones. Varias organizaciones y partidos fuera de nuestra coalición se han pronunciado ya en la misma línea, por lo que espero sinceramente que podamos seguir avanzando en esa dirección”, dice la presidenta de RD, Catalina Pérez.

No obstante, en ese conglomerado hay dudas de si realmente hay espacio para tener un acuerdo de esa naturaleza con algunos sectores de la centroizquierda, como la Democracia Cristiana. Asismismo, aún ni siquiera el propio Frente Amplio tiene claridad si esta lista “unitaria” se ve plasmada en una o más nómina de candidatos, situación que sigue tensionando al conglomerado.

En ese sentido, al otro lado de la vereda, en la Unidad Constituyente, tampoco hay consenso sobre cómo dar cara a esa elección. Mientras la DC y el PR apuestan por dos listas complementarias -apuntando a que sería la opción más “realista”- el PPD, el PS y el PRO han impulsado la conformación de una nómina única.

Además, durante las últimas semanas se sumó un nuevo dolor de cabeza para la elección de los convencionales. Desde las organizaciones sociales comenzaron a presionar a los partidos a definir si impulsarían una lista única, pero incluyeron un nuevo factor: que la elección de esos candidatos se hagan a través de primarias de todo el sector.

Sin embargo, en la reunión que sostuvieron las colectividades con ese mundo el sábado pasado -y en otro encuentro que sostuvo la mesa técnica que conformaron- según distintas fuentes, la idea se fue diluyendo. En ese sentido, explican, en la cita se plantearon algunos problemas técnicos que podría tener ese mecanismo, además de las posibles dificultades para la elegibilidad de los mismos candidatos independientes.”Es impracticable”, sostiene un dirigente del sector.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.