Tercera PM
Presenta:

Cumbre intercoreana: ¿Y qué viene ahora?

South Korean President Moon Jae-in and North Korean leader Kim Jong Un raise their hands at the truce village of Panmunjom inside the demilitarized zone separating the two Koreas, South Korea, April 27, 2018. Korea Summit Press Pool/Pool via Reuters TPX IMAGES OF THE DAY NORTHKOREA-SOUTHKOREA/SUMMIT

En términos concretos, Kim Jong Un y Moon Jae-in acordaron, entre otras medidas, reanudar los encuentros de familias separadas por el conflicto y suspender las emisiones propagandísticas en zonas fronterizas. El Presidente surcoreano visitará Pyongyang en octubre.


Tras un simbólico apretón de manos en la frontera con el Presidente surcoreano, Moon Jae-in, el líder norcoreano, Kim Jong Un, afirmó que la península coreana estaba en “el inicio de una nueva historia”. Ambos líderes pactaron una simbólica declaración en la que prometen “que no habrá más guerra en la Península de Corea” y abrir “una nueva era de paz” en esa región.

¿Pero cuáles son los pasos que vienen tras la histórica cumbre intercoreana en Panmunjom? Para cumplir con su compromiso de trabajar por la desnuclearización de la península y por una paz permanente, Moon y Kim acordaron reducir el arsenal bélico en la línea limítrofe de los dos países, conseguir una Península libre de armas atómicas “mediante la desnuclearización completa” y la suspensión de cualquier tipo de “hostilidades” y la búsqueda junto a China y EE.UU. de un tratado de paz definitiva que sustituya al armisticio que detuvo la guerra de Corea en 1953, entre otras medidas.

La declaración conjunta resalta acciones concretas de las dos Coreas para aliviar el conflicto militar, tales como el cese completo de actos hostiles recíprocos por tierra, mar y aire. En tanto, a partir del 1 de mayo suspenderán las emisiones propagandísticas y el lanzamiento de folletos en zonas fronterizas. También acordaron convertir las zonas aledañas a la Línea Limítrofe Norteña del Mar Amarillo, donde hubo mayor confrontación militar entre ambas partes, en “aguas pacíficas”, evitando provocaciones militares y para asegurar las actividades de pesca en la zona. Para abordar las cuestiones militares, los oficiales militares de alto rango se reunirán el próximo mes, y posteriormente mantendrán este tipo de reuniones con mayor frecuencia.

En cuanto a la eventual firma de un tratado de paz, ambas Coreas se comprometieron durante este año, que marca el 65º aniversario del armisticio, impulsar las conversaciones a tres o a cuatro bandas, involucrando a Estados Unidos y China, “con vistas a declarar el fin de la guerra y establecer un régimen de paz permanente y sólido”. Con todo, el Presidente de Estados Unidos, Donald Trump, a través de Twitter, se adjudicó parte del mérito al escribir: “¡Fin de la Guerra de Corea! ¡Estados Unidos, y todo su gran pueblo, deberían estar muy orgullosos de lo que está ocurriendo hoy en Corea!”. “Por favor no olvidemos la gran ayuda que mi buen amigo, el Presidente Xi de China”, apuntó.

Por de pronto, las dos Coreas acordaron reanudar los encuentros de familias separadas por el conflicto, el primero de los cuales se celebrará el próximo 15 de agosto y una visita oficial de Moon Jae-in a Pyongyang en octubre. Ambos líderes se comprometieron también a mantener un continuo contacto y a discutir las cuestiones relevantes mediante cumbres regulares y conversaciones por la línea telefónica directa, recientemente instalada.

“El tiempo dirá” si los resultados de la histórica cumbre intercoreana fueron buenos, comentó Trump, quien se prepara para su propia cita con Kim en mayo o a principios de junio, en un lugar que aún no ha sido informado.

Seguir leyendo