Dejemos los acuerdos por escrito

La necesidad de escritura se hace necesaria para que todos los actores tengan claridad de lo que se ha acordado y sus consecuencias en el proceso.  Al establecer por escrito el compromiso se evitan interpretaciones o malos entendidos.