El Coronavirus sacude a los festivales de música: artistas chilenos viajan a eventos cuestionados y espectáculos musicales caen en la incertidumbre

Lollapalooza

Lollapalooza Chile.

En medio de múltiples cancelaciones en EE.UU., Europa y Asia, el festival SXSW, que cuenta con músicos como Benjamín Walker y Santaferia, continúa adelante pese a que marcas como Netflix y Apple suspendieron su participación. Aquí, Lollapalooza sigue desarrollando su hoja de ruta sin modificaciones.




En países como China y Corea del Sur múltiples eventos de música han informado su cancelación debido a la propagación del Coronavirus, que ha afectado particularmente a Asia y se ha extendido por el mundo, llegando a Chile esta semana. Ante el mismo escenario, nombres como Green Day, BTS, Spliknot y Avril Lavigne también han bajado los conciertos programados en ese continente, instalando una inquietud en el ámbito de la música y los espectáculos que hoy también salpica a otras latitudes.

En las últimas horas fueron cancelados Ultra Music Festival (Miami, 20 al 22 de marzo) y Tomorrowland Winter (Francia, 14 al 21 de marzo), como precaución ante los nuevos casos detectados en esos países y con el fin evitar las grandes aglomeraciones de gente que podrían aumentar el contagio de la enfermedad. Lo mismo que motivó que a fines de febrero se comunicara la suspensión del Korea Times Music Festival 2020, planificado para abril en Los Angeles.

La misma situación ha puesto en la mira las grandes citas musicales que vienen, como Coachella en Estados Unidos (abril) y Glastonbury en Inglaterra (junio), hasta ahora sin novedades de modificaciones en sus fechas. De ellas, probablemente la cita más cuestionada del momento es SXSW (South by Southwest), el festival de música, tecnología y cine que se realiza año a año en Austin, Texas, y que ha perdido buena parte de su atractivo a propósito de las empresas que han desistido de participar a apenas unos días de su inicio.

Netflix se sumó ayer a las marcas que han cancelado sus actividades, que incluía la exhibición de cinco películas, sumándose a firmas como Apple, Facebook, Amazon Studios, Intel y TikTok. Incluso existe una petición para que el evento no se lleve a cabo –que hasta ahora se acerca a las 50 mil firmas–, pero la organización ha confirmado la realización de la cita en las fechas inicialmente planificas, entre el 13 y el 22 de marzo, señalando que “estamos incrementando nuestros esfuerzos para prevenir la propagación de enfermedades según las recomendaciones de Austin Public Health”.

Con la ratificación del evento, el puñado de bandas chilenas que tenían planificado su aterrizaje en el festival, no varían en sus planes, aunque hay matices.

La banda nacional Santaferia.

“Si se cancela obviamente no iremos, pero si es que no, yo creo que no habría impedimento para ir”, señala Mauricio Lira, guitarrista de la banda de cumbia Santaferia, que tiene programadas actividades para el miércoles 18 y viernes 20.

“Por ahora vamos a ir igual, por un tema muy práctico por los pasajes y alojamiento, pero vamos a seguir atentos”, comenta Benjamín Walker, que asistirá con su proyecto paralelo Hausi Kuta, junto con plantear otra preocupación: “Todas las empresas que se han echado para atrás son grandes y el propósito del festival es generar networking con ese tipo de plataforma. Pero por lo que hemos sabido el festival va igual, y las bandas también”.

La banda Hausi Kuta.

“Una marca tiene más que perder, en cambio a nosotros como banda no nos afecta e iremos igual”, opina Francisco Heredia, cantante del grupo Poder Fantasma, quien añade: “Esto tampoco es una pandemia global, más que todo es un temor, no es tan grande”.

El grupo Poder Fantasma.

Walker sostiene en la misma línea: “Hay que tomar las precauciones que se han dicho hasta ahora, pero algo como el Coronavirus no puede inmovilizarte hasta el punto de no salir de tu casa”. Otros nombres que van al festival son los nacionales Ciudadanos, Ícaro del Sol, Tomás del Real y Daniel Donoso.

En el plano de los eventos locales, el festival Lollapalooza sigue trabajando sin mayores modificaciones para su edición del 27, 28 y 29 de marzo en el Parque O’Higgins, pese a que enfrenta un escenario similar al del Festival de Viña –por tratarse de un evento multitudinario, puede ser blanco de protestas– y la amenaza del Coronavirus sobre espectáculos de alta convocatoria.

Hasta ahora, no hay planes de cambios de fecha ni menos de una eventual cancelación. Están atentos al desarrollo de la actualidad, según precisan involucrados en su organización, pero sin que todavía el escenario nacional y global afecte de manera significativa su hoja de ruta.

Pérdidas millonarias para los cines

El cine es otro de los ámbitos que se han visto fuertemente afectados por la propagación de la enfermedad. Ayer la última entrega de James Bond, Sin tiempo para morir, movió su fecha de estreno en todo el mundo de abril a noviembre, instalándose como el primer gran título de Hollywood en cambiar su debut de en todo el orbe a propósito del Coronavirus.

China, el segundo mercado más grande para la exhibición cinematográfica –solo después de EE.UU.–, mantiene todos sus cines cerrados y ha postergado los estrenos de Unidos, Mulán y Sonic. Corea del Sur, el quinto de mayor relevancia para el rubro, vive algo similar, ya que ha visto reducir en un 80% la asistencia a los cines, según consigna The Hollywood Reporter.

El mismo medio detalla que los expertos proyectan que el mercado del cine podría llegar a perder US$ 5 mil millones en recaudación a raíz del escenario actual, que también ha afectado fuertemente a países como Italia y Japón. La cifra ya alarma a la industria, considerando que durante el último año la taquilla mundial totalizó US$ 42,5 mil millones.

Comenta