El día después del tedeum: ¿Cuáles son los candidatos presidenciales del mundo evangélico?

Mario Tellez/La Tercera

El representante de las iglesias evangélicas, Jorge Méndez, apoya a Joaquín Lavín, mientras que los otros representantes aún no se han manifestado por alguna carta presidencial. En tanto, parlamentarios llaman a no "politizar" al mundo evangélico.




"Los evangélicos somos el 20%", recalcó ayer el pastor Jorge Méndez en su discurso dado en el tedeum realizado en el Centro Cristiano Internacional de San Joaquín. El presidente del Consejo Nacional de Obispos y Pastores Evangélicos de Chile y representante protocolar de las iglesias evangélicas ante el gobierno, volvió a reiterar la cantidad de personas que pertenecen al mundo evangélico, un "bolsón de votos" codiciado por los partidos a la hora de los apoyos presidenciales.

De hecho, Méndez, el 20 de mayo se reunió con el alcalde de Las Condes, Joaquín Lavín, para entregar su apoyo en una eventual candidatura presidencial. "Como lo hicimos la vez pasada con el Presidente Sebastián Piñera, le fuimos a pedir que sea candidato presidencial y que contaba con todo nuestro apoyo. Él nos dijo que estaba muy agradecido, contento, y que valoraba mucho que la iglesia evangélica lo apoyara porque somos casi el 25% de la población", comentó en julio a La Tercera PM.

Por eso, sorprendió que Méndez se manifestara a favor del proyecto opositor que rebaja la jornada laboral a 40 horas y criticara a la ministra de Educación, Marcela Cubillos. "La religión se ha dejado a un lado, entonces, queremos que haya más atención por parte de la ministra de Educación hacia nosotros", comentó ayer a la salida de la ceremonia.

Sin embargo, de los cinco pastores que ayer realizaron discursos en la ceremonia del tedeum, solo Méndez ha manifestado -hasta ahora- su apoyo presidencial. Consultados por La Tercera PM, tanto Emiliano Soto -presidente de la mesa ampliada de iglesias evangélicas- como el obispo Fernando Rivera, no solo no quisieron manifestar su preferencia sino que también criticaron a Méndez por haberlo hecho.

"En las organizaciones religiosas, cuando se está liderando a esos niveles no debe haber pronunciamiento político. Porque los que somos pastores de las congregaciones nos vamos a encontrar posturas de distintos lados, entonces si uno muestra postura, se divide la congregación haciendo ese tipo de manifestaciones", comentó Rivera.

En tanto, Soto, en la última campaña presidencial dio su apoyo al senador Alejandro Guillier y durante el gobierno de Michelle Bachelet manifestó su preferencia por la exmandataria. "No tengo ninguna preferencia respecto a algún candidato. Lo del pastor Méndez es más bien oportunismo, parte de la coyuntura política. Algunos apoyan a Kast, él a Lavín, pero sin mucha profundidad en esa definición", dijo Soto.

De los pastores que realizaron lecturas en la ceremonia, Julio Ménendez, presidente de la Mesa de Unidad de la Región del Biobío, fue el único que se manifestó de forma crítica con el gobierno. De hecho, señaló que Piñera era "ambiguo" en la "defensa de los valores de la familia". Consultado posteriormente, señaló estar "decepcionado" de Piñera, a quien habría apoyado el 2017. Por eso, algunos miembros de la iglesia evangélica señalan que hoy Menéndez se inclinaría por José Antonio Kast.

De hecho, el diputado Eduardo Durán (RN), hijo del pastor investigado por el eventual delito de lavado de activos, si bien apoyó a Piñera en su campaña de 2017, hoy se ha visto cercano al líder del Partido Republicano.

La disputa por el bolsón

Ayer, en tanto, fueron pocos los parlamentarios que asistieron al tedeum. De hecho, algunos pastores, criticaron la poca presencia parlamentaria. "Tenemos que recuperar la confianza que perdimos. Nos farreamos el cariño, el respeto y la confianza que nos tenían los parlamentarios, porque en los últimos tedeum se ocupaba el púlpito como trinchera", comentó ayer Méndez a El Mercurio.

En ese sentido, los senadores Iván Moreira (UDI) y Francisco Chahuán (RN), y los diputados Pablo Vidal (RD), Pepe Auth (Ind) y Jorge Alessandri (UDI) fueron algunos de los parlamentarios que llegaron a la ceremonia de ayer. Consultados sobre la disputa por hacerse del bolsón de votos evangélicos, tanto Moreira como Vidal, critican que se "use" así al mundo evangélico.

"Siempre he sostenido que no puede ser que el mundo evangélico sea un botín político. Para uno u otro sector. Cuando la política se dio cuenta del poder y la cantidad de evangélicos que hay, que debe ir entre 4 y 5 millones de votantes, se transformó, para algunos en una especie de balanza para ganar una elección y eso no puede ser", comentó Moreira.

En tanto, el diputado Vidal, hijo de pastores evangélicos, señala que el Presidente Piñera "negoció cargos" con algunos obispos. "Es conocido que hubo cuatro obispos que se comprometieron con el Presidente Piñera en campaña y que él los ha estado nombrado como altos representantes de la iglesia evangélica. El obispo Durán, con toda la corrupción que conocemos, apoyó explícitamente la campaña de Piñera y luego fue el obispo Méndez y después serán los que también lo apoyaron. Ese tipo de negociaciones de obispos con candidatos para luego obtener cargos, me parece que es impropio", comentó.

El parlamentario de RD, agregó que "lo importante es que la iglesia tenga una relación sana con el mundo público y la política. Chile es un Estado laico, tenemos que defender la posibilidad de que el Estado no tenga ninguna dependencia de alguna iglesia".

Comenta