El exjefe de campaña que complica a Trump

FILE - In this Feb. 14, 2018 file photo, Paul Manafort, President Donald Trump's former campaign chairman, leaves the federal courthouse in Washington. A status hearing was scheduled Friday for Manafort amid reports that he was nearing a plea deal to avoid trial next week on charges stemming from work he did for pro-Russia political forces in Ukraine.(AP Photo/Pablo Martinez Monsivais) Trump Russia Probe Manafort

Paul Manafort acordó declararse culpable de dos cargos criminales como parte de un acuerdo con el fiscal especial Robert Mueller, que investiga la supuesta interferencia de Rusia en las elecciones de 2016.


La investigación por la trama rusa se acerca cada vez más al Presidente estadounidense Donald Trump. Ahora, su exjefe de campaña, Paul Manafort, acordó declararse culpable de dos cargos criminales federales, como parte de un acuerdo con el fiscal especial Robert Mueller, que indaga la presunta intervención de Moscú en las elecciones presidenciales de 2016.

Según documentos presentados en el Tribunal de Distrito de Columbia, Manafort se declarará culpable de un cargo de conspiración contra Estados Unidos y otro de conspiración para obstruir a la justicia.

La selección de un jurado comenzará el lunes para cargos que incluyen conspirar para lavar dinero, conspirar para defraudar a Estados Unidos, no registrarse como agente extranjero y falsificación de testigos.

El diario The Washington Post señaló que no estaba claro si parte del acuerdo de declararse culpable implicaba que Manafort tendría que cooperar y entregar alguna información a Mueller. Fuentes cercanas a las discusiones sobre el acuerdo de culpabilidad dijeron que Manafort no tiene intenciones de cooperar con el fiscal especial.

Manafort fue condenado el mes pasado por fraude bancario y fiscal en una corte federal en Alexandria, Virginia. Los cargos por los que se declaró culpable corresponden a otro proceso.

La decisión de Manafort  podría significar un revés para Trump, quien el mes pasado había elogiado a su colaborador por no llegar a un acuerdo con los fiscales, como lo hizo Michael Cohen, exabogado personal del mandatario. “A diferencia de Michael Cohen, no se quebró ni inventó historias para conseguir un ‘trato’. ¡Cómo respeto a un hombre valiente!”, escribió Trump en Twitter el 22 de agosto.

Las relaciones de Manafort con el poder se iniciaron en los años 70 cuando ejerció como asesor para el Presidente Gerald Ford. Posteriormente, también trabajó con Ronald Reagan. A nivel internacional, entre sus clientes se cuentan el exlíder filipino Ferdinand Marcos, el somalí Mohamed Siad Barre y el expresidente ucraniano, Victor Yanukovich. Fueron justamente sus contactos con Kiev los que lo pusieron en la mira de Mueller.

“Manafort es una figura absolutamente importante en toda la historia de Donald Trump y Rusia. Una de las preguntas que ha estado rondando en mi cabeza por casi dos años es por qué Manafort se convirtió en director de la campaña de Trump en 2016. En otras palabras, la historia oficial contada por Manafort es que él conoció a Trump, se llevaron bien, se ofreció trabajar gratis. Pero soy escéptico de que sea así, este es un hombre que sabemos que tiene problemas de deuda, durante 10 años ganó US$ 75 millones de oligarcas y otros en Ucrania, al trabajar para Victor Yanukovich. Creo que ese es uno de los muchos misterios detrás de la historia”, dijo a La Tercera Luke Harding, periodista británico que investiga las conexiones de Trump y Moscú.

“Yo lo conocí en 2007 en Kiev, es una figura fascinante, es un tipo alto, usa ternos caros, es inteligente. Creo que la imputación de Mueller contra Manafort es que supuestamente ha estado ocultando pagos inmensos durante un gran período por parte de empresas que están en Chipre y se ha convertido en alguien muy rico. Creo que el otro asunto importante es qué estaba haciendo Manafort en 2016. Sabemos que estaba ofreciendo información a Oleg Deripaska, un oligarca, y darle información a él es básicamente darle información a Vladimir Putin”, advirtió Harding.

 

 

 

Seguir leyendo