El Papa Francisco y dos presidentes en Roma: audiencia récord con Joe Biden y negativa a cita con Alberto Fernández

El Papa Francisco se reúne con el Presidente estadounidense Joe Biden y la primera dama Jill Biden en el Vaticano, el 29 de octubre de 2021. Foto: Reuters

El mandatario de EE.UU. se reunió hoy por 90 minutos con el pontífice argentino, quien descartó un encuentro con Fernández durante su visita a la capital italiana por la cumbre del G20.




Pobreza, cambio climático, pandemia y migración. Esos fueron los temas que Joe Biden abordó hoy con el Papa Francisco en el Vaticano en la reunión de 90 minutos que ambos sostuvieron, previa a la participación del Presidente de Estados Unidos en la cumbre del G20 en Roma. El encuentro particularmente largo contrasta con la negativa del pontífice de recibir al Presidente Alberto Fernández este fin de semana, con ocasión del viaje que el mandatario argentino realizará a la capital italiana para asistir también al foro de las 20 economías más importantes del mundo.

Se trató de uno de las reuniones más largas que ha concedido el Papa argentino a un mandatario estadounidense, con el cual comparten posiciones sobre la defensa del ambiente y la lucha contra el coronavirus, destacó France Presse. La prensa norteamericana recordó que la cita con el expresidente Donald Trump en 2017 duró unos 30 minutos y una con Barack Obama en 2014 se extendió por unos 50 minutos.

El Papa Francisco se reúne con el Presidente estadounidense Joe Biden y la primera dama Jill Biden en el Vaticano, el 29 de octubre de 2021. Foto: Reuters

“En el transcurso de sus cordiales conversaciones, se ha hablado del compromiso común con la protección y el cuidado del planeta, de la situación sanitaria y la lucha contra la pandemia del Covid-19, así como del tema de los refugiados y la asistencia a los migrantes”, precisó en un comunicado el Vaticano.

“El Presidente Biden agradeció a Su Santidad por su defensa de los pobres del mundo y los que sufren hambre, conflictos y persecución. Alabó el liderazgo del Papa Francisco en la lucha contra la crisis climática, así como su defensa para garantizar que la pandemia termine para todos a través del intercambio de vacunas y una recuperación económica global equitativa”, resumió por su parte en una nota la Casa Blanca.

El Vaticano dijo que la reunión privada duró una hora y 15 minutos y luego otros 15 minutos se dedicaron a tomar fotografías e intercambiar regalos en presencia de otros miembros de la delegación, como la esposa de Biden, Jill, y el secretario de Estado, Anthony Blinken.

Biden le llevó al Papa una casulla, una vestimenta litúrgica, hecha a mano de 1930, usada por Pío XII. Francisco, en tanto, le dio una pintura sobre baldosa cerámica, “El Peregrino”; los volúmenes de los documentos papales; el mensaje de este año por la paz, firmado por el pontífice; el documento sobre la fraternidad humana, Fratelli Tutti; y el volumen sobre la Statio Orbis del 27 de marzo de 2020, publicado por LEV.

Si bien Biden ya se había reunido con Francisco en tres ocasiones como vicepresidente de Barack Obama (2009-2017), el de este viernes se convirtió en el encuentro entre el primer Papa latinoamericano y el segundo presidente católico en la historia de Estados Unidos. La primera visita fue la que John F. Kennedy hizo a Pablo VI el 2 de julio de 1963, poco después de ser elegido.

Pero la visita de Biden se celebró en medio de un fiero debate en la Iglesia Católica de Estados Unidos, donde el mandatario demócrata está presionado por su posición conflictiva en la disputa sobre el derecho al aborto. Hay obispos norteamericanos del ala conservadora que están convencidos de que por ello no debería recibir la comunión; de hecho, analizan aprobar en noviembre un documento que excluiría de este sacramento fundamental a quienes respaldan esta práctica.

“Querido Papa Francisco, usted ha declarado de forma valiente que el aborto es un ‘asesinato’. Por favor, desafíe al Presidente Biden sobre este crítico asunto. Su apoyo persistente al aborto es una vergüenza para la Iglesia y un escándalo para el mundo”, dijo en un tuit el obispo Thomas Tobin de Providence, Rhode Island.

Sin embargo, en declaraciones a la prensa después de la audiencia privada, Biden aseguró que no se habló del aborto. Incluso, sostuvo que el Papa le dijo que “le alegra que yo sea un buen católico” y que debe “seguir recibiendo la comunión”.

“No recibo autoridades en año electoral”

En tanto, un día soleado y primaveral, con el termómetro en 20 grados, recibió este viernes a Alberto Fernández, que aterrizó cerca de las 17.00 en el aeropuerto de Fiumicino, en Roma, donde participará, entre sábado y domingo, de la Cumbre de Líderes del G20. Sin embargo, como destacó el diario Clarín, el Presidente no podrá reunirse con el Papa Francisco que no acostumbra a tener audiencias con políticos argentinos en años de elecciones. El próximo 14 de noviembre se disputan comicios legislativos en ese país.

El propio Papa Francisco confirmó este jueves que no recibiría a Fernández este fin de semana con ocasión del viaje que el mandatario realizará a Roma para participar de la cumbre del G20. “No recibo a autoridades o candidatos de países que atraviesan un año electoral, que están cerca de elecciones”, dijo ante una pregunta que le formuló el periodista argentino Nelson Castro durante una audiencia de 40 minutos que le concedió por la mañana en la que el visitante le entregó un ejemplar de su último libro “La salud de los papas”, consignó Clarín.

El periódico argentino dijo que hace dos semanas reveló que la Casa Rosada había sondeado a funcionarios del Vaticano sobre la posibilidad de que el pontífice recibiera a Fernández y que la Santa Sede expresó los reparos del Papa, precisamente por la cercanía de los comicios. “De hecho, este año Francisco se cuidó de reunirse con políticos argentinos y solo recibió a comienzos de año al ministro de Economía, Martín Guzmán, como una muestra de apoyo al país en la renegociación de la deuda con el FMI”, recordó.

En entrevista con el portal Infobae, Castro se refirió a las supuestas gestiones que la Casa Rosada habría hecho para que Francisco recibiera a Fernández. “Tres fuentes vaticanas, que son como si hablara con el Papa, me confirmaron que sí hubo negociaciones por parte de tres funcionarios argentinos: Gustavo Béliz (secretario de Asuntos Estratégicos), Santiago Cafiero (ministro de RR.EE.) y Juan Manuel Olmos (jefe de asesores de Fernández). Pero como les dijeron que iba a ser imposible, no se llegó a hacer un pedido oficial. Estas tres fuentes fueron muy categóricas al decírmelo”, aseguró el periodista argentino.

“Si bien el argumento del año electoral que esgrime el Vaticano es real, parece haberle venido como anillo al dedo a Francisco que se muestra disgustado con aspectos de la gestión de Alberto Fernández, dicen quienes lo frecuentan. Una de las principales razones es el hecho de que el presidente, más allá de que haya impulsado la legalización del aborto, lo haya hecho en medio de la pandemia y de la consecuente profundización de la crisis económica y social”, escribió el jueves en Clarín el periodista Sergio Rubin, coautor del libro “El jesuita: Conversaciones con el cardenal Jorge Bergoglio” (2010).

Con todo, Rubin recordó que Fernández se ha reunido cuatro veces con el Papa Francisco. Las dos primeras fueron antes de ser presidente, en enero y agosto de 2018, ambas en la residencia de Santa Marta. En la segunda concurrió con el excanciller de Brasil Celso Amorim y el exsenador chileno Carlos Ominami. Ya como mandatario, lo visitó el 31 de enero de 2020 en el Palacio Apostólico y el 13 de mayo de este año.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.

Bautizado como CyberOne, el robot puede detectar emociones y caminar a 3,6 kilómetros por hora, y está dispuesto a competir con el Optimus de Tesla.