El reservado y recién inaugurado centro de Inteligencia de La Araucanía que reúne a policías, FF.AA. y Gendarmería

FOTO: MARCO MALDONADO /AGENCIAUNO

Hace poco más de dos meses, el gobierno implementó esta alianza estratégica para monitorear y anticiparse a los hechos de violencia rural en el Biobío, La Araucanía, Los Ríos y Los Lagos. Documento del Ministerio del Interior enviado al Poder Judicial señala que su función es "coordinar la información en pos de fortalecer la labor operativa".




Anticiparse a los atentados y mayor prevención. Es lo que senadores, alcaldes, gobernadores y representantes de los últimos gobiernos reclaman cada vez que la violencia rural en La Araucanía y el Biobío retumban en la contingencia. Y, como era de esperarse, la seguridad en la zona será una de las tareas del nuevo ministro del Interior, Rodrigo Delgado.

El escenario de la violencia rural en la Marcozona Sur -jurisdicción compuesta por las regiones del Biobío, La Araucanía, Los Ríos y Los Lagos- tuvo uno de sus momentos más tensos la semana pasada, cuando en la comuna de Padre Las Casas, el cabo Eugenio Naín falleció luego de que encapuchados balearan el vehículo policial que conducía.

El hecho, el ataque y las barricadas que iniciaron el caso, no pudieron ser anticipadas, pero ¿hay organismos encargados de esto? ¿Hay Inteligencia en la zona? Según un documento enviado por el Ministerio del Interior a la Corte de Apelaciones de Concepción, sí.

De acuerdo al documento firmado por el abogado Carlos Flores, donde responde a un recurso de amparo interpuesto por los vecinos del Lago Lanalhue por la quema de cinco cabañas en Contulmo, Región del Biobío, el gobierno informó que ha dispuesto una serie de medidas para potenciar la seguridad en Macrozona Sur, una de ellas, la creación de un Centro de Inteligencia compuesto por las policías, las Fuerzas Armadas, e incluso, Gendarmería. Esto, a raíz de los graves atentados que se han registrado este año y que ya han cobrado a cinco víctimas.

En el escrito, Interior explicó que en la zona “se han utilizado gran cantidad de recursos humanos y materiales para enfrentar las actividades delictuales y, al mismo tiempo, para favorecer al desarrollo multidimensional de sus habitantes, cuestiones que -por cierto- presentan dificultades operativas importantes dada la presencia e interferencia permanente de varios grupos organizados de carácter criminal”.

Y para avanzar en esta materia es que Interior informó de la “creación de un centro de información de Inteligencia entre Carabineros, Policía de Investigaciones, Gendarmería y Fuerzas Armadas, a fin de coordinar la información en pos de fortalecer la labor operativa”.

Según conocedores de la instancia, esta funciona en la Macrozona Sur, con sede operativa en La Araucanía, desde hace poco más de dos meses. Cada institución, es decir, Carabineros, la PDI, Gendarmería y las FF.AA., disponen de dos representes de sus respectivas direcciones de Inteligencia, con la finalidad de compartir información para analizar antecedentes y ponerlos a disposición de los encargados de la prevención. Descartan cualquier tipo de implicancia en labores investigativas, propias del Ministerio Público y las ramas de investigación criminal de Carabineros y la PDI.

En el mismo documento remitido por Interior al Poder Judicial, se detalló que la creación de este centro de información de Inteligencia "ha permitido mejorar los canales de comunicación, y con ello se ha facilitado contar con la información de calidad para asegurado la eficacia de las operaciones policiales, así como una correcta toma de decisiones por parte de las autoridades”.

Las mismas fuentes consultadas señalaron que se han desactivados atentados en la zona y entregado información a las patrullas preventivas de Carabineros para ponerlos al tanto de situaciones que podrían representar un peligro. Sin embargo, advirtieron que no se puede hablar de casos en concreto porque se trata de información reservada.

Desde el Ministerio de Defensa, en tanto, advirtieron que en el caso de las Fuerzas Armadas, estas entregan información residual a la ANI, bajo la Ley de Inteligencia, y que no hay una participación activa dentro de la zona.

Ya a fines de julio, el director de la PDI, Héctor Espinosa, daba algunas señales de la labor de Inteligencia que se estaba desarrollando en la zona. "Tenemos muchos antecedentes de Inteligencia y de análisis criminal para sacar de circulación a estos criminales”, dijo el 29 de ese mes en La Moneda.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.