El “veto” del PC a Marcelo Díaz y la disputa Naranjo-Soto: factor electoral tensiona elección de defensores del libelo en el Senado

Tras la aprobación del libelo contra el Presidente de la República, en la centroizquierda se trabaron las conversaciones para designar a los tres defensores que irán al Senado. En Apruebo Dignidad se tensionaron luego de que el PC rechazara la propuesta inicial del nombre del diputado del FA Marcelo Díaz, quien compite contra el comunista Daniel Núñez por la senatorial en Coquimbo, mientras que algunos en el PS buscaron cambiar el nombre de Naranjo. Pese a que según ellos corrían el riesgo de retrasar la tramitación del libelo en el Senado hasta después de la primera vuelta, hasta el cierre de esta edición aún no se alcanzaba un acuerdo dentro del sector.




“En el caso del cupo que nos corresponde como Apruebo Dignidad, nosotros creemos que debe ser algún compañero o compañera que no tenga compromisos electorales directos, es decir, que no sea candidato (a). En el caso de Marcelo, es candidato en la 4ta Región, donde compite directamente con Daniel Núñez. Esto no es un veto a Marcelo, al contrario es buscar una salida que resguarde el espíritu unitario que hemos logrado en esta acusación constitucional”.

Ese fue parte del mensaje que esta mañana envió la jefa de bancada del Partido Comunista, Karol Cariola, al grupo de WhatsApp de Apruebo Dignidad. En éste, la parlamentaria buscó explicar el rechazo de su colectividad a los nombres que esta mañana se habían propuesto para defender la acusación constitucional en contra del Presidente Sebastián Piñera en el Senado: los diputados Jaime Naranjo (PS), Gabriel Siber (DC) y Marcelo Díaz (Unir).

El problema que trabó las conversaciones en Apruebo Dignidad radicaba principalmente en ese último. Luego de que el libelo fuera aprobado por 78 votos a favor, 67 en contra y tres abstenciones -tras una intensa sesión que duró más de 20 horas-, esta mañana se propuso ese primer trío de nombres, los que fueron rechazados con 95 votos en contra de la derecha e incluyendo al PC, el PS, el PPD, el PL y Nuevo Trato.

Según explicaron en la colectividad liderada por Guillermo Teillier, su negativa se debió a dos factores: que no hubo un acuerdo previo y que no les parecía que se pudieran generar “pequeñas ventajas electorales”. Un factor no menor, considerando que el Senado podría revisar la acusación la misma semana de la elección del 21 de noviembre.

Pese a esas razones, algunos en el FA y en otros sectores de la oposición leyeron la negativa del PC como un “veto” al diputado Díaz, quien compite al Senado en la Cuarta Región con su par del PC, Daniel Núñez. “El problema es más bien Marcelo por Coquimbo, el resto lo dicen para justificar”, sostenía un parlamentario del FA.

En el sector temían que de no lograr un acuerdo al interior de Apruebo Dignidad y con el resto de la oposición antes del cierre de la sesión de hoy, se podría retrasar la revisión de la acusación en el Senado. Según explicaban, incluso se corría el riesgo de que su tramitación quedara para después de la primera vuelta. Desde la Cámara, no obstante, aseguraban que la ley no impediría enviar el texto el Senado, aunque no estén los defensores.

Por eso, al interior de Apruebo Dignidad surgieron otros nombres para defender el libelo, como las expresidentas de RD Catalina Pérez y de Convergencia Social, Gael Yeomans, los que se discutieron en una reunión de último minuto que comenzó alrededor del mediodía entre las bancadas de la centroizquierda.

No obstante, en el resto del sector también tuvieron complejidades con la elección de los defensores. Mientras en el PPD, PL y Nuevo Trato explicaron que rechazaron la primera propuesta debido a que no había mujeres, al interior del PS se comenzó a ver la posibilidad de cambiar el nombre de Naranjo, quien protagonizó la acusación en la Cámara al exponer por más de 14 horas para que llegara el diputado RD Giorgio Jackson -quien salía de cuarentena a las 12 de la noche- y asegurar que se aprobara el libelo.

En el PS sostienen que la alta exposición que tuvo Naranjo le servirá para su reelección en el distrito 18, factor que pesó para que algunos pensaran en cambiar su nombre. En ese sentido, sostienen en el PS, se propuso que el diputado Leonardo Soto tomara la posta, pero su figura no concitó acuerdo. Según fuentes del PS, el FA no habría aceptado cambiar al parlamentario.

“Tengo la mejor disposición, tengo respaldo de mi bancada y varios más. Estuve participando activamente de la comisión revisora. Conozco los detalles y lo he seguido muy por encima”, había sostenido Soto.

En la cita de emergencia del sector se ratificó que los nombres que continuarían en carrera serían los de Naranjo y Yeomans, mientras que la DC mantuvo a Silber. Sin embargo, los nombres se volvieron a rechazar en la sala de la Cámara por 69 votos a favor, 65 en contra y seis abstenciones, entre esas las de Soto y la PPD Andrea Parra.

Hasta el cierre de esta edición se buscaba un acuerdo para destrabar el punto y no retrasar la tramitación del libelo.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.