Tercera PM
Presenta:

El rol que tendrá Guzmán con la fiscalía si es ratificado como secretario del Senado

Autor: Paulina Toro

El fiscal metropolitano Sur, Raúl Guzmán, deberá ser ratificado por la Sala del Senado este martes.

Anteriormente, al ex secretario Mario Labbé le tocó declarar como testigo en el caso Corpesca. También en la indagación por las asesorías externas.


En 2009, el entonces secretario del Senado, Mario Labbé, debió trasladarse hasta Punta Arenas para declarar como testigo en el juicio en el que el senador Carlos Bianchi fue absuelto del delito de fraude al Fisco. Labbé además, recibió en junio de 2018 a funcionarios de la PDI en su oficina para atender los requerimientos que la fiscalía instruyó respecto de la causa por asesorías parlamentarias que lleva adelante la Fiscalía Oriente. Y en los próximos meses al mismo exsecretario le tocará entregar su testimonio en el juicio por el caso Corpesca, cuyo principal imputado es el exsenador Jaime Orpis.

La relación de un secretario del Senado –y de la Cámara– con el Ministerio Público es fluida, según las labores que desempeñó Labbé cuando estallaron las distintas causas que involucraron a senadores.

Así, de ser ratificado este martes por la sala de la Cámara Alta como nuevo secretario de la corporación, el todavía fiscal regional Raúl Guzmán asumiría la función de ministro de fe del Senado, cuya misión está establecida en la Ley Orgánica del Congreso. Esto, con una remuneración cercana a los $16,1 millones brutos. Y entre sus tareas está dar curso a las distintas diligencias encargadas vía oficio por el Ministerio Público.

De hecho, varios requerimientos del caso Corpesca solicitados por la Fiscalía de Alta Complejidad Centro Norte –dirigida por Ximena Chong, con quien Guzmán compitió por la fiscalía regional de esa zona en 2018- fueron firmados por el secretario del Senado.

Según el propio concurso abierto para suceder a Labbé y que mañana será definido en una sesión de la Cámara Alta, se definen en seis funciones globales la tareas que deberá enfrentar, de ser ratificado, el fiscal regional:

1) Desempeñar las funciones propias de jefe superior del Servicio y liderar el equipo directivo del Senado.

2) Organizar y dirigir todos los servicios de la Corporación y velar por el cumplimiento de sus objetivos.

3) Responder de la buena marcha de todas las dependencias del Senado.

4) Cumplir las funciones de Ministro de Fe y demás que establece la Ley Orgánica Constitucional del Congreso Nacional y el Reglamento del Senado y el del Personal de la Corporación.

5) Cumplir las funciones de Ministro de Fe y Secretario permanente en la Comisión de Régimen Interior del Senado.

6) Colaborar con la Mesa del Senado en el ejercicio de sus atribuciones.

Seguir leyendo