El vuelco en el caso Ayotzinapa impacta a México mientras AMLO se reúne con Trump

El Presidente de México, Andrés Manuel López Obrador publicó en Twitter la imagen de su visita al monumento de Abraham Lincoln hoy en Washington.

El primer viaje al exterior del mandatario mexicano desde que asumió el poder en diciembre de 2018 se dio entre críticas por salir de México durante la pandemia y en medio de la campaña por la reelección de Donald Trump.




En un vuelo comercial, en clase turista y por primera vez con mascarilla. Así fue el inicio del viaje del Presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, que tal como prometió en campaña y después de 403 días tras asumir en el cargo, viajó por primera vez ayer al extranjero. Esto ocurrió un día antes de su encuentro en la Casa Blanca con Donald Trump, para no atrasarse debido a que no hay vuelos directos desde Ciudad de México a Washington.

El Presidente de México, Andrés Manuel Lopez Obrador usando una mascarilla en el vuelo con destino a Washington.

La llegada de AMLO a Washington estuvo eclipsada por un giro en el caso Ayotzinapa. Las alarmas en México se encendieron ayer, justo cuando AMLO afinaba los últimos detalles para su salida del país. La Fiscalía General anunció que después de seis años habían identificado restos óseos de uno de los estudiantes de Ayotzinapa -caso de septiembre de 2014 en que 43 personas desaparecieron sin dejar rastros después de participar en una protesta contra las autoridades locales-.

El ADN encontrado es de Christian Alfonso Rodríguez, es el tercer alumno de la escuela para profesores identificado a la fecha después de Alexander Mora Venancio y Jhosivani Guerrero de la Cruz, lo que comprueba que habrían sido asesinados ya que su restos no estaban en el sitio de la versión con la que se cerró el caso.

“Hemos roto el pacto de impunidad y de silencio que rodeaba el caso Ayotzinapa”.

Omar Gómez Trejo, Unidad de Investigación caso Ayotzinapa

El encargado de la nueva investigación acusó al equipo anterior de “manipular” la información que dieron a las familias y a la prensa tras dar el caso por cerrado. En una videoconferencia dijo que las nuevas pruebas en que los cuerpos no estaban “ni en el basurero, ni en el río” pone fin a la denominada “verdad histórica” del exfiscal general Jesús Murillo que aseguró que los estudiantes “fueron privados de la vida, incinerados y sus cenizas arrojadas al río San Juan, en el municipio de Cocula. Con esas acciones negaban a las familias el derecho a la verdad y a la justicia. Les decían: “dejen de buscar por que ya encontramos”. Hoy les decimos que eso nunca fue así”.

Una mujer con un cartel de un estudiante desaparecido en el aniversario número cinco del caso.

Cuando asumió López Obrador ordenó la reapertura del caso después que se aseguró que una banda de narcotráfico había asesinado al grupo. La semana pasada la Fiscalía solicitó la detención de 46 funcionarios de varios municipios del estado de Guerrero que podrían haber tenido información sobre el caso.

Sin embargo, la noticia abrió un nuevo sitio de polémica en México por la nueva información sobre el caso que coincidió con la llegada de AMLO a Estados Unidos, que no ha dado declaraciones al respecto en medio del impacto de los mexicanos ante el vuelco en el caso.

La agenda de AMLO en Washington

En el puntapié inicial de la agenda de AMLO visitó el memorial de Abraham Lincoln, donde fue recibido por un pequeño grupo de mexicanos que residen en territorio estadounidense con gritos de “Welcome to United States President Andrés Manuel López Obrador”, justo cuando el convoy respaldado por el Servicio Secreto se acercaba al lugar. Según el diario mexicano El Universal, el gobernante izquierdista se dirigió al grupo diciendo “abrazos a la distancia”, lo que fue respondido con un “¡No nos falles!”.

Un grupo de adherentes de AMLO esperan cerca de la Casa Blanca.

Un segundo monumento fue otra de las paradas durante la jornada de hoy. Eso sí, esta era para rendir honores a un mexicano, al expresidente Benito Juárez donde López Obrador montó una “guardia de honor” para luego cantar el himno nacional.

Posteriormente, la caravana de camionetas oscuras habría partido a la Casa Blanca donde a las 2 de la tarde esta programada la esperada reunión entre Trump y AMLO, de la que el primer ministro canadiense, Justin Trudeau prefirió restarse, en el marco de la entrada en vigencia el pasado 1 de julio del Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC).

Washington vive una polarización con detractores de AMLO en su visita a EE.UU.

Sin embargo, desde que se confirmó hace una semana el viaje las críticas no han disminuido ya que alegan no era el momento ideal para el encuentro cuando México es el noveno país del mundo con más contagios con 268.008 infectados y 32 mil muertos.

Además, políticos mexicanos, exministros de Relaciones Exteriores y legisladores demócratas hispanos ahondaron en que el encuentro con el republicano podría verse como un “espaldarazo” a su campaña de reelección por la Casa Blanca para noviembre o de la “retórica” antiinmigración que Trump ha mantenido desde que fue electo en 2016, lo que podría ofender a la comunidad mexicana de 12 millones de personas que viven en suelo norteamericano. Justamente, en los días previos el mandatario estadounidense visitó una parte del muro fronterizo con el que busca frenar los ingresos ilegales a Estados Unidos.

Ante esto, algunas voces intentaron que AMLO se reuniera con el demócrata Joe Biden, que aparece nueve puntos arriba del mandatario estadounidense, pero el mexicano rechazó la idea señalando que “No voy yo a hacer política partidista”.

Uno de los gestos de cordialidad entre ambos políticos es que Trump llamó “amigo” a AMLO. “Será una gran reunión. Es un buen hombre. Es amigo mío. Y tenemos una gran relación con México”, dijo Trump a la prensa. También la hija mayor de Trump y asesora presidencial, Ivanka Trump recordó a través de Twitter una fotografía de la toma de posesión de AMLO y apuntó a que esta visita “profundizará aún más nuestra fuerte amistad”.

Según la agencia Associated Press, López Obrador destacó que Trump ayudó a México a lograr el acuerdo con otros países productores de petróleo y envió respiradores mecánicos para enfrentar la crisis sanitaria en México. Incluso, en una de las conferencias mañaneras, el mexicano dijo que uno de los temas en común que podrían tratar es el béisbol.

La relación entre los políticos ha dado un giro en 180º grados al considerar que durante la campaña republicana en 2016, Trump tildó de “violadores” y “criminales” a los migrantes mexicanos señalando que “ellos pagarían” por el muro de 3.100 kilómetros. En tanto, el izquierdista de Morena en 2017 publicó el libro Oye, Trump en el que catalogó la postura de Trump como una “canallada” y la comparó con Adolf Hitler.

El asesor económico de la Casa Blanca, Larry Kudlow señaló a la prensa que luego de la visita ambos líderes firmaran una declaración conjunta de “amistad y cooperación”. Cerca del fin de la jornada, la Casa Blanca realizará una “cena especial” en honor a López Obrador y la primera dama Beatriz Gutiérrez Müller en la que asistirán distintos empresarios. Para regresar mañana a México.

Comenta