Frei vs. Frei: expresidente acude al TC para evitar remate y devela informe clave en contra de su hermano

Eduardo Frei y Francisco Frei

En una verdadera carrera contra el tiempo se encuentra la defensa del expresidente Eduardo Frei. Este lunes acudió al Tribunal Constitucional para evitar el remate del departamento que mantiene la familia Frei Larraechea en La Parva, cuya ejecución está fijada para este jueves al mediodía. En el marco de esta nueva arremetida, exjefe de Estado presentó un informe dactilográfico que comprueba que su hermano falsificaba su huella con su pulgar izquierdo. También hacía lo mismo con su esposa, a quien suplantaba firmando compromisos de pago a nombre de ella con su meñique derecho. En paralelo, el exdirector de TVN rearma su equipo legal ad portas de la audiencia de formalización y confirió poder de representación a los abogados Miguel Soto Piñeiro y Valentina Horvath.




El expresidente Eduardo Frei presentó ayer lunes un requerimiento al Tribunal Constitucional (TC) para evitar el remate de un departamento de propiedad de su sociedad familiar Inversiones Saturno, en el marco de su cruzada legal para defender su patrimonio a raíz de la millonaria estafa de su hermano Francisco.

El conflicto que mantiene bajo presión a la defensa del exmandatario se origina el 5 de septiembre de 2019, cuando Omega Factoring presentó en el 11º Juzgado Civil de Santiago una demanda para exigir el cobro de $ 50 millones en contra de la sociedad de los Frei Larraechea. Se trata de dos letras de cambio del 25 y 26 de junio de ese año, las cuales fueron extendidas a su propia orden por Almadena -empresa de los Frei Parada- por la suma de $ 25 millones cada una y aceptadas por Inversiones Saturno.

El caso es que el juicio ha seguido avanzando y este jueves, a las 12.30 horas -vía Zoom- está fijado el remate del inmueble, cuyo avalúo es de $ 181.955.802. Por lo mismo, la “urgencia” planteada por la abogada Karen Muñoz en representación de la sociedad de los Frei Larraechea. “El tribunal de primera instancia podrá proceder a la ejecución de lo resuelto, rematando el bien inmueble embargado, constituyendo ello la urgencia y fundamento de la presente solicitud de suspensión, resaltando así la necesidad de suspender su tramitación”, acotó el escrito presentado al TC, cuya admisibilidad aún no es dirimida.

Se trata de un vuelco en la estrategia de la defensa de la familia del exmandatario, ya que anteriormente, agobiado por las deudas que contrajo su hermano durante la administración de la sociedad familiar, ofreció incluso dicho inmueble que está ad portas de ser rematado con tal de evitar el embargo de su casa ubicada en calle Baztán, comuna de Las Condes.

En el escrito de 28 páginas presentado ante el TC, el exjefe de Estado reiteró los argumentos que ha vertido en distintas sedes judiciales por las millonarias deudas contraídas por su hermano Francisco, quien se desempeñó como gerente general desde el 25 de septiembre de 1991 al 30 de julio de 2019. Durante todo ese tiempo, el menor de los Frei Ruiz-Tagle usó de testaferro a la sociedad de su hermano para su beneficio personal.

En su presentación, la defensa del expresidente reiteró la figura de “contratos simulados”, pues, a su juicio, “lo que queda en evidencia es que nunca han existido flujos de dinero desde Almadena a Saturno. Esta sociedad nunca le ha prestado servicios ni vendido bienes, sino que surge exclusivamente como una garantía posible de endosar por Francisco Frei en representación de Almadena a cualquier acreedor interesado, como fue Omega Factoring”.

Por otro lado, el mismo documento consignó que “el resultado de la investigación penal, conforme a diligencias periciales desarrolladas hasta la fecha, recopila fuertes antecedentes de que, en la administración llevada a cabo por Francisco Frei, hubo un comportamiento defraudatorio de la confianza y patrimonio de la familia Frei Larraechea”.

La huella dactilar de su esposa

En su recurso ante el TC, también se destacó en mayor profundidad un informe elaborado por el Laboratorio de Criminalística Central de la PDI en el marco de la investigación penal, emitido el 20 de abril de 2021, en el que se analizaron una serie de pagarés.

El informe concluye que Francisco Frei solía suplantar la identidad de su hermano con su pulgar izquierdo. Así lo hizo en dos ocasiones el 21 de enero de 2018 y 25 de enero de 2019 en la suscripción de un crédito con el Banco de Chile. El estudio de la PDI concluye que la impresión dactilar en ambas ocasiones estampada a nombre de Eduardo Frei, corresponde exactamente al pulgar izquierdo de Francisco Frei.

Pero no es lo único. El estudio también develó que Francisco Frei falsificó la huella dactilar de su propia esposa. Ello, luego de que los peritos de la policía civil detectaran que la “impresión dactilar útil, estampada en el pagaré firmado a la orden del Banco Scotiabank Chile el 20 de septiembre de 2018 a nombre de Ana María Parada Quesada, corresponde al meñique derecho de Francisco Frei”, consignó el escrito.

Rearma defensa

El 23 de octubre de 2020, el 7º Juzgado de Garantía de Santiago fijó para el día 19 de mayo de 2021 la audiencia de formalización de Francisco Frei por una serie de delitos, como apropiación indebida, administración desleal, estafa y giro doloso de cheques, entre otros.

A sólo días de llevarse a cabo la audiencia que marcará un hito en el proceso, Francisco Frei decidió rearmar su defensa. En efecto, el pasado 6 de mayo los abogados Valentina Horvath y Miguel Soto Piñeiro presentaron un escrito al tribunal asumiendo el poder y patrocinio del ingeniero comercial con posgrado en Chicago.

A la fecha, en la Plataforma del Poder Judicial no consta la renuncia de Matías Uribe y Nicolás Acevedo, sus primeros abogados defensores. Tanto Acevedo como Horvath y Soto forman parte de HDFO Abogados, bufete que integra también Mauricio Daza, exabogado de Francisco Frei, y que hoy apoyado por el senador Carlos Bianchi busca ser electo como convencional constituyente por Magallanes.

Desde 2012, Mauricio Daza, abogado, asesoró a Almadena en asuntos relacionados con las operaciones de warrants.

En 2019, poco antes de la debacle de la empresa en agosto y de que ésta declarara su liquidación voluntaria, Francisco Frei -en uno de sus intentos por aliviar la situación financiera de Almadena- contactó a Daza. Este le recomendó fichar los servicios del contador auditor Jorge Berríos Vogel, quien, a su vez, le aconsejó la quiebra.

Detalles de este proceso reveló Mónica Herrera, asistente de Lidia González, ante la fiscalía el 14 de enero de 2021. “Un día Francisco Frei nos informó que iba a hacer una reorganización, para determinar si la empresa era viable o no. Le dijo a Lidia que vendrían auditores a revisar la empresa, lo que me pareció muy extraño, porque teníamos a la auditora a Price Waterhouse Cooper”.

Los trabajadores de Almadena -agregó- ayudaron a los auditores “que eran enviados de Mauricio Daza, porque él era el abogado de la empresa”. “Sé que actúan por instrucciones de Mauricio Daza, porque un día se querían llevar el disco duro y la información de Almadena. Nos pareció que necesitábamos la autorización de Francisco Frei y él autorizó la entrega”, concluyó.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.