Garín vs. Atria, parte 2: la revuelta en Derecho de la U. de Chile que enfrentó a Pablo Ruiz-Tagle con el exfrenteamplista

Garín vs. Atria, parte 2: la revuelta en Derecho de la U. de Chile que enfrentó a Pablo Ruiz-Tagle con el exfrenteamplista

La máxima autoridad de dicha unidad académica, Pablo Ruiz-Tagle, envió un mail al exdiputado expresándole su disconformidad con la forma en la que se refiere a sus pares. El llamado de atención no cayó nada de bien en el exmilitante de RD, quien informó que suspende su labor como docente en la casa de estudios. Ya le comunicó su decisión al único alumno que tenía inscrito este semestre.


La pugna que protagonizan Renato Garín y Fernando Atria hace tiempo que no se limita solo a declaraciones cruzadas en redes sociales. En abril de este año, el exdiputado de RD expuso su descontento con quien fuera su compañero de labores en la Convención Constitucional ante el claustro académico de la Facultad de Derecho de la Universidad de Chile, donde ambos imparten clases, luego de que a través de diversas plataformas se viralizara un video en que se veía a una joven en la casa de Atria golpeando con un bate una piñata que tenía su rostro.

Pero el caso no quedó ahí, y en las últimas semanas siguió escalando al punto en que la semana pasada el decano Pablo Ruiz-Tagle intervino ante el cuerpo de profesores, llamando al orden al exfrenteamplista, quien optó por suspender sus labores como docente.

El nuevo episodio de tensión se desencadenó luego de que el pasado jueves 25 de agosto Garín -que tiene el grado de profesor asistente- compartiera con el claustro académico un correo electrónico en el que dio cuenta de la forma en que Antonio Bascuñán Rodríguez, que escribió una columna para The Clinic, se refería a Atria.

Renato-Garin
Renato Garín

“Quisiera compartir con ustedes una interesante reflexión de un colega, que fue mi profesor, aunque no logré aprender mucho de él en su momento”, parte diciendo en el correo electrónico al que pudo acceder La Tercera PM. Y continúa: “Ocurre que hoy, luego de años de banalidades, el nieto de Aníbal Bascuñán ha publicado un texto interesante y no es un informe en derecho. Ocurre que cuando el hijo del Decano gremialista se decide a escribir en español, lejos de la jerigonza punitiva, sin clientes ni fiscalías, resulta ser un jurista bastante lúcido”.

Como expresa Garín en el escrito, “Bascuñán disecta las profundas contradicciones performativo-intelectuales del señor Fernando Atria. Como ustedes saben, ambos se conocen íntimamente, incluso el último se reconoce discípulo del primer decano nombrado por Pinochet. Por ende, dada esta cercanía umbilical, este texto tiene aún más valor pues Bascuñán logra ver -de forma difusa- lo mismo que observé en su momento: contradicciones impulsadas por una pulsión teológico-escatológica que bebe de la teología de la liberación en su interpretación más radicalizada. Curiosamente, el único discípulo real del operático colega es otro joven teólogo. Parece obra de Wagner”.

Y no se queda en ello, pues suma: “Supongo que los elogios zapallarinos que Bascuñán Rodríguez le dedica a Atria tienen como objetivo impedir las funas, piñatas y pelambres de su entorno. Igualmente, me parece que la crítica de Bascuñán a Atria es demoledora y deja abierta la puerta para realizar el verdadero examen: el rol del catolicismo salvífico en la filosofía política igualitarista que vemos desplegada en los followers de Atria. Es decir, estamos ante una avanzada católica-radical de izquierdas. En los 60s conocimos al Mapu y la Izquierda Cristiana, ahora los conocemos a elles. Y dentro del edificio, en menos de una década, el decanato pasó de manos de un dilapidador filo-jesuita a un ex-opus dei, que descubrió el liberalismo luterano en Yale”.

Así es como al cierre, el exconvencional sostiene que los “mal llamados anticlericales” deben despertar “de este letargo”. A su juicio, lo expresado por el también abogado “podría ser el principio de una tesis doctoral”.

Fernando Atria

Si bien los pronunciamientos de Garín no solían generar mayor debate al interior de la casa de estudios, en esta ocasión la molestia sí se hizo patente entre sus pares, quienes cuestionaron su tono. De hecho, el propio decano Ruiz-Tagle salió al paso y le remitió su respuesta alrededor de tres horas después, también a través de un correo electrónico.

“Estimado profesor Garín: He recibido el día de hoy un correo de su parte que contiene expresiones lamentables, referidas a profesores y exprofesores de la facultad. Usted ha hecho alusión a estas personas sin el respeto que demandan los principios que rigen nuestra convivencia universitaria. Sus inapropiadas palabras constituyen un mal uso de los correos de sus colegas. Es más, muchas personas en nuestra facultad, me han manifestado que no desean seguir recibiendo este tipo de comunicaciones”, le expresó la máxima autoridad de dicha unidad académica de acuerdo a lo que pudo recabar La Tercera PM.

“Censura”

Fiel al estilo que hasta ahora lo ha caracterizado, Garín no dejó pasar como si nada el mail de su superior jerárquico. La jornada de ayer volvió a entrar a su correo, pero esta vez para adjuntar una carta mediante la cual informó su decisión de suspender sus labores como docente en la Universidad de Chile.

“A partir del concurso que me fue adjudicado en 2019, previo al estallido social, he vivido una serie de situaciones insólitas por las que he decidido suspender mis labores docentes en la escuela. Esta decisión me resulta dolorosa, pues mi familia se encuentra vinculada a la institución por más de un siglo, sin embargo, vuestras conductas filo-autoritarias me resultan intolerables”, asegura en el escrito de cinco carillas.

En ese mismo correo el exconvencional hace referencia a la serie de dificultades que tuvo para obtener su grado de profesor asistente. También asegura que el actual decano lideró, a su juicio, una “insólita” reclamación en Contraloría en su contra, por la supuesta incompatibilidad de funciones en la universidad y en la Convención. Todo ello, para graficar lo que según él sería un trato injusto.

Retrato Pablo Ruiz Tagle 03
Pablo Ruiz-Tagle

“No contento con esto, el decanato del profesor Ruiz-Tagle ha desplegado una tutela de índole escolar, gendarme, inaceptable en un ambiente universitario. Comenzó como un balbuceo lloriqueado sobre mis correos electrónicos, para seguir con recomendaciones, recados, y otros intentos de influir en mi visión de la gestión de Ruiz-Tagle y su ‘equipo’. Esta tendencia inaceptable, propia de un rector de colegio precordillerano, ha tocado un hito insólito. Durante la última semana de agosto, el decano Ruiz-Tagle Vial se ha permitido enviar un correo urbi et orbi, aleccionando mi prosa, cuestionando mis referencias e -incluso- moralizando mis palabras. Se ha mostrado exaltado por ser referido como un ‘ex Opus-Dei’, así como se ha escandalizado por las referencias al profesor Bascuñán Valdés como ‘fundador del Gremialismo de la Chile’”, expresó el exdiputado.

Con todo, y pese a los fuertes cuestionamientos que expresa contra el decano, Garín manifiesta que se mantendrá en el claustro universitario: “Seguiré, por cierto, dentro del claustro y espero votar y presentarme en elecciones competitivas. Volveré a la docencia si es que observo un cambio en su tendencia escolar, de otro modo esperaré hasta que se retome la mejor tradición. Mi familia se encuentra personalmente conectada con, al menos, cuatro decanos históricos”.

El exconvencional y exdiputado, en paralelo, ya le comunicó -como se constata en otro correo enviado por él- al único alumno inscrito en su curso Taller Wittgenstein para abogados que no dictará la cátedra.

Consultado por el nuevo cruce de declaraciones, Garín insistió en que está siendo blanco de una censura “inaceptable”. En el mismo sentido, recalcó: “El Decano explotó porque no repetimos sus fábulas. Está claramente del lado de Atria, han convertido la facultad en un comando de campaña. Daniel Jadue hizo un discurso contra la tradición jurídica chilena, e implícitamente contra los expresidentes Lagos y Aylwin, que son profesores titulares y eméritos. Y Ruiz Tagle, en cambio, está preocupado de mis correos”.

Sigue también en La Tercera PM

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.

Quay Quarter Tower, un edificio de 59 pisos, fue construido sobre otro edificio de la década de los 70, manteniendo el 90% del núcleo y un 65% de la estructura.