Informe del SML descarta golpiza de carabineros como causal de muerte de ciudadano boliviano en Calama

El resultado de este peritaje, según conocedores de la indagatoria, arrojó que no hubo acción directa por muerte traumática. Ahora falta esperar las conclusiones del análisis histológico para saber si el fallecido sufrió alguna intoxicación por consumo de drogas. Con los antecedentes que existen hasta el momento, la fiscalía se inclinaría por formalizar a los dos uniformados detenidos por el delito de homicidio por omisión.




La Fiscalía de Calama estaba a la espera de dos peritajes relevantes para dilucidar los hechos ocurridos el martes y que terminaron con un ciudadano boliviano fallecido, de identidad Jaime Veizaga Sánchez, en un sitio eriazo que se emplaza a un costado del edificio del Servicio Médico Legal (SML) de dicha comuna. Uno de ellos, la autopsia, ya llegó y descarta de plano que la víctima haya muerto producto de una golpiza propinada por Carabineros.

La conclusión del informe legista, que ya se adjuntó al expediente, es clave para la decisión que deberá tomar el Ministerio Público cuando el sábado formalice a los dos únicos detenidos por este hecho, el cabo segundo Andrés Navarro Pulgar y del carabinero Ilton Zambrano Marín, ambos de la 1a Comisaría de Calama. Los dos uniformados están siendo investigados por su presunta responsabilidad en el fallecimiento de la víctima, pero el informe de autopsia juega a su favor, ya que descarta una intervención directa y dolosa en la muerte de este ciudadano boliviano, desestimando entonces que la imputación sea la de homicidio.

Esta causa se originó el martes 9, luego de que el guardia del SML denunciara ante la PDI que los dos carabineros habían llegado hasta el terreno del organismo y abandonado allí a una persona, que quedó tirada en el suelo en “condiciones críticas”, según dijo la fiscalía, retirándose posteriormente del sitio. Minutos después del llamado telefónico, los detectives llegaron hasta el lugar, pidieron una ambulancia, pero la víctima falleció en el lugar.

Conocedores de los antecedentes del caso aseguran que el sujeto estuvo agonizando poco más de una hora, y que los detectives de la policía civil no podían moverlo “por la gravedad” en la que se encontraba.

Debido a que faltaban estos informes, la fiscalía solicitó la ampliación de la detención de ambos imputados por 72 horas. Fuentes del caso comentan a La Tercera PM que el informe del SML con la autopsia llegó ayer en la noche. Los detalles del peritaje concluyen que se descarta una acción directa por muerte traumática. Eso quiere decir que no existen pruebas que muestren que el fallecimiento fue producto de la acción de terceras personas.

A su vez, quienes están al tanto de dicho informe comentan que la causa de muerte quedó como “indeterminada”. Pese a eso, se dejó constancia de que se le podría atribuir a una patología desconocida de origen cardiaco, pulmonar o, eventualmente, de ambos órganos.

El informe del SML, además, dice que no puede descartar, ni afirmar que, de haber existido atención médica oportuna y eficaz, la víctima pudiera haber sobrevivido. Para despejar esa duda, será fundamental -comentan fuentes del caso- el examen toxicológico e histológico, los cuales demoran al menos un mes. Una vez que se entreguen esos informes, se podrá saber si la víctima sufrió alguna intoxicación por consumo de drogas, alcohol o alguna otra sustancia alucinógena. Esta hipótesis se desprende por la denuncia que hizo una mujer y que activó el procedimiento policial, ya que, según ella, la víctima estaba realizando desórdenes e incluso actos de connotación sexual en la vía pública, lo que hizo que la Central de Comunicaciones de Carabineros (Cenco) enviara a los suboficiales Navarro y Zambrano al lugar.

En el actual escenario, el Ministerio Público de igual forma sería partidario de la hipótesis de que los carabineros imputados sí tienen responsabilidad penal por lo sucedido. Por eso la opción que se baraja con más fuerza es que el sábado sean formalizados por el delito de homicidio por omisión. Esto, debido a que en su calidad de carabineros estaban en pleno procedimiento policial, por lo tanto en posición de ser garantes de la salud de la víctima y lo que procedía -según protocolo- era llevarlo a un recinto asistencial para constatar lesiones y su estado de salud. En ese contexto, de haber visto indicios de lo malogrado que se encontraba el sujeto, lo que correspondía era identificarlo y llevarlo a un centro asistencial para constatar lesiones. Los imputados declararon que no lo hicieron debido a que la víctima les pidió que lo dejaran en su “ruco”, haciendo referencia al sitio eriazo al costado del SML donde viven personas en situación de calle.

Para sustentar esa imputación, la fiscalía ofició a Carabineros para que dé cuenta de cuál es el procedimiento que se le exige a los carabineros cuando se enfrentan a una situación como la ocurrida. Esta solicitud tiene como objetivo demostrar que los imputados no cumplieron con su deber de llevarlo a un centro asistencial.

Además, eventualmente, el fiscal del caso, Raúl Marabolí, podría abrir otra arista de investigación que apunte hacia los funcionarios del SML. El organismo, en el cual trabajan médicos y funcionarios con conocimientos para poder otorgar auxilio, solo realizaron la denuncia, pero no habrían prestado la ayuda correspondiente durante la hora que la víctima estuvo moribunda. Respecto de esto último, es un antecedente que se está analizando y que se despejará una vez se interrogue a todos los involucrados.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.