¿Internas UDI, una oferta de Piñera o privatizarse?: El futuro de Pérez tras la acusación

El rechazo al libelo contra el exministro del Interior un hito que es clave para su futuro político.




“¿Descarta una elección en la interna UDI?”. Esa fue una de las preguntas que le hicieron la mañana del lunes al exministro Víctor Pérez al llegar al Congreso, en Valparaíso, para asistir a la votación en el Senado de la acusación constitucional en su contra.

“Sí”, respondió tajante Pérez. Sin embargo, pese a su negativa sobre disputar una elección interna en el gremialismo, en el entorno del exjefe de gabinete señalaban el lunes que su futuro está ligado a lo que ocurriera con la votación del libelo. En La Moneda y en la UDI esperaban tener los votos necesarios para que no avanzara la ofensiva de la centroizquierda y así evitar que Pérez quedara inhabilitado por cinco años de ejercer cargos públicos, algo que finalmente lograron cuando la acusación se rechazó -en sus tres capítulos- pasadas las 21.30.

En el entorno del exministro afirman que en los últimos días él se había dedicado en un 100% a concentrarse en su defensa y que había tenido reuniones con sus cercanos enfocado en eso, pero que, a la vez, ha recibido algunas ofertas: dos relacionadas al mundo privado, una académica y otra empresarial; un ofrecimiento del Presidente Sebastián Piñera, sobre el cual evitan entregar detalles y que, incluso, algunos desconocen; y, por último, que presida la directiva de la UDI.

Para esto último era clave el desenlace de la acusación, ya que de haberse aprobado no podría ejercer ese puesto. Pero como se rechazó, la idea que tienen varios en la UDI es convencer a Pérez de que acepte el desafío.

En este escenario, varios dirigentes, entre ellos, el senador Claudio Alvarado y la actual mesa que lidera Jacqueline van Rysselberghe, ven como algo positivo que sea él quien pueda liderar una lista y que, incluso, pueda terminar siendo una nómina de consenso. De hecho, hace unos meses Van Rysselberghe había pensado en Pérez para que fuera candidato a la presidencia de la UDI, pero Piñera le habría ofrecido Interior justo antes de que terminara de conversarlo con la timonel gremialista. Esto, en un escenario en que las cartas para competir en los comicios internos, fijados para diciembre, son Pablo Longueira y la diputada María José Hoffmann, quienes están afinando los detalles de sus listas.

En la UDI afirman que el nombre de Pérez comenzó a surgir con fuerza porque Van Rysselberghe no quiere que prospere la candidatura de Hoffmann. Y en el partido algunos sostienen que han conversado con Pérez la opción de presidir la colectividad, pero que él había transmitido -al menos hasta el lunes- que estaba enfocado en su defensa y que sus planes son distintos.

De hecho, en la UDI no olvidan que en 2014 Pérez se postuló y se armó una compleja competencia con Ernesto Silva y su bando; y que al final terminó bajándose en medio de una interna en la que tuvo que aguantar rumores de que él no llegaba hasta el final. Por esos días, cuando depuso su candidatura se dijo que fue tras una gestión de algunos de los denominados coroneles.

Pese a esto, el lunes eran varios los militantes del partido que creían que, al haber sorteado la acusación en el Senado, aumentará la presión para que exista una lista de consenso con él a la cabeza; y que ahí tendría que haber un diálogo principalmente con Longueira para que lleguen a un acuerdo.

De todas formas, Longueira ha dicho públicamente hasta ahora que no está en conversaciones para una lista de consenso, aunque varios creen que todavía queda margen para que ese escenario cambie o que al menos se logre que Pérez lidere su lista y Longueira la integre.

De hecho, en el partido algunos ya estaban planeando algún tipo de encuentro entre Pérez y Longueira. Y, por lo mismo, son varios los que consideran que si existe mucha presión es difícil que Pérez termine negándose.

Como sea, las definiciones se tendrán que zanjar esta semana, al menos en el tema de la interna de la UDI, debido a que el plazo para la inscripción de las listas vence este viernes.

De todas formas, varios en el entorno del exministro recuerdan que antes de asumir como titular del Interior uno de sus planes era privatizarse y que se había trasladado a vivir a Santiago.

Una de las ideas que daban vueltas era volver a dedicarse a la abogacía, probablemente con su viejo amigo Mario Rojas, también de la Región del Biobío y que había venido a vivir a Santiago.

En la colectividad liderada por Van Rysselberghe saben que el escenario es complejo: que hay divisiones profundas en la UDI, que hay recriminaciones cruzadas y también hay temor de lo que pueda pasar si prospera la candidatura de Longueira, debido a una posible condena en el caso SQM que termine enredando al partido.

De no prosperar la idea de las internas UDI, en la colectividad creen que Pérez podría ser una buena alternativa para ser constituyente en las elecciones de abril, una opción que él no cerró del todo el lunes en la mañana. “Este es un tema que no he podido conversar con nadie. Ahora, sin duda, soy militante de la UDI, que llevo más de 30 años en la UDI y soy una persona que jamás me voy a retraer de cumplir obligaciones. Pero hoy no tengo absolutamente nada en mente”, dijo Pérez tras producirse la votación.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.